Me uno a Marianne

Octubre 26, 2012 - 12:00 a.m. Por: Carlina Toledo Patterson

En su columna de opinión del domingo en El Espectador, Marianne Ponsford, directora de la revista cultural Arcadia, hizo un importante cuestionamiento a quienes a través de los medios de comunicación generan opinión y establecen por ende la agenda informativa en Colombia. Se basó en el artículo de Semana titulado Un país que mata a sus niños y en las estadísticas de violencia contra niños que ha expuesto en múltiples ocasiones el Director del Icbf, las cuales han tenido poco eco. La realidad es que en lo referente a niños, los medios y los colombianos siguen demostrando que son indiferentes e insensibles.El mundo entero -incluidos muchos colombianos- se movilizó en rechazo a la agresión a tiros de talibanes contra la niña pakistaní Malala Yousafzai, quien defendía su derecho a educarse, a tener el conocimiento a su alcance, a “esgrimir” un libro. Pues créanlo o no, en Colombia suceden a diario casos igual o más macabros y lo único que se escucha es un doloroso silencio.Marianne Ponsford se pregunta, “¿No es hora de que los medios nos entreguemos a una campaña en favor del derecho a la vida de la niñez?”, y yo me uno a ella en el reto a Darío Arismendi, Alejandro Santos, Julio Sánchez, Néstor Morales, Vicky Dávila, Roberto Pombo, Fidel Cano, María Elvira Bonilla, Juanita León, María Alejandra Villamizar y a todos los directores de medios impresos y electrónicos en todas las regiones de Colombia.¿Es que acaso se les ha olvidado la función social de nuestra profesión en el afán de convertirse en máquinas de hacer dinero? No son conscientes de lo banales y poco profundos que son en ocasiones, dejándose llevar por las veleidades del momento? ¿Qué tal las columnas del fin de semana pasado? La mayoría giran en torno a lo sucedido en Oslo y a la indignación que produjo el tono del guerrillero ‘Iván Márquez’ en su discurso. El proceso de paz es importante. Analizarlo y monitorearlo es nuestro deber, pero tenemos que aprender a ver los asuntos en su justa dimensión y en un contexto macro. Niños asesinados infamemente a nuestro alrededor, sólo conlleva a la perpetuación del ciclo irracional de violencia.Paralelo al llamado de Marianne Ponsford, yo buscaría agregar unos actores que consolidarían una red todavía más efectiva. Es fundamental la participación activa de la Asociación Nacional de Anunciantes (Anda) y la de Industriales (Andi) junto con las Cámaras de Comercio de las distintas ciudades. Finalmente son quienes agrupan a las empresas y empresarios que en términos económicos más contribuyen al desarrollo del país.Existen casos de éxito que sirven para aterrizar el cuento, y que la gente no piense que es una idea que proviene de un par de mujeres que por vivir inmersas en el mundo de las letras, se han vuelto soñadoras e idealistas.En México el Consejo de las Comunicaciones www.cc.org.mex se ha posicionado como “la voz de las empresas” y en alianza con todos los medios lleva 50 años promoviendo grandes causas nacionales con la misión de “llegar a ser promotor relevante y permanente de ideas, valores, actitudes y costumbres que construyan una mejor sociedad”.De esta manera han abordado problemas tan complejos en México como los niveles de corrupción, la ruptura progresiva del núcleo familiar y los índices bajos de lectura, además de 137 temas distintos. Los indicadores de análisis son todos positivos y los resultados palpables en la cotidianidad.La protección de los niños no da espera y claramente, ¡es hora de pellizcarse!

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad