El don de la lucidez

Septiembre 11, 2015 - 12:00 a.m. Por: Carlina Toledo Patterson

El grupo cívico Consorcio Ciudadano hizo su gran debut público con la organización del Foro: Movilidad en Cali: problemas y soluciones. Con el propósito de poner al alcance de los caleños la actualidad en el tema de movilidad para que así se conviertan en protagonistas de su futuro, Consorcio Ciudadano logró convocar a tres funcionarios del Gobierno Municipal, un funcionario de la Cámara de Comercio y ocho candidatos a la Alcaldía. De los candidatos, solo uno de ellos logró responder a los problemas reales que tienen los caleños, demostró estudio y análisis, fue claro en sus propuestas y planteó soluciones viables. Los demás están en problemas, porque están en campaña y evidentemente no saben comunicarse apropiadamente. En las presentaciones de los funcionarios de la Alcaldía, de milagro no se durmió el público.La verdad es que siento que no se toman el trabajo de construir presentaciones a la medida de sus públicos. En el caso de los funcionarios del Gobierno Municipal por ejemplo, fue clarísimo que tienen una presentación tipo que habla de todo (y léase bien, TODO) lo que están haciendo ellos en sus carteras. Montan esa presentación en una USB y van y la hacen donde sea, recitando como unas loras. Pues las cosas no son así y los públicos se merecen respeto y deben poder tener la tranquilidad de que los funcionarios -sean públicos, o sean privados- se toman el tiempo para investigar cuáles son los dolores reales que los aquejan y dar respuestas concretas a sólo eso. Consorcio Ciudadano por ejemplo preguntó sobre movilidad a los caleños. En resumen les preocupa los largos trancones en zonas del sur y el norte y del MÍO, les preocupa las demoras entre la llegada de cada articulado, y por ende, las largas filas a las que se ven sometidos. De igual manera cuestionan el hecho que tengan que desplazarse largas distancias para poder acceder a una ruta. A esos cuatro puntos en concreto es que han debido responder todos. Punto. No obstante, los funcionarios no se dieron a la tarea de pensar que la comunicación es su aliado y que un mensaje claro debe ser su norte. Pecaron por exceso y en el proceso perdieron a su público.Los candidatos y candidatas sí son otra cosa, y vaya panorama el que tenemos. Nuevamente a excepción de uno, los otros siete no supieron ajustarse al público al cual se estaban dirigiendo. No dieron respuestas concretas a lo que son sus ‘dolores’ principales y tampoco demostraron empatía alguna.Lo que a mi parecer es grave es que esto -al menos en temas de movilidad- refleja poca estructura mental. Siempre he pensado que quien no sepa transmitir su mensaje es porque no tiene claro cuál es el mensaje, y lo visto en el Foro reconfirmó mi teoría. Siete de los ocho candidatos no saben qué deben decir porque no hay estudio, no hay análisis, no hay innovación, no van más allá de los lugares comunes y tampoco se han aventurado o arriesgado a crear un discurso que trascienda a lo que ya está sobrediagnosticado.Este formato usado por Consorcio Ciudadano puso un punto alto porque son verdaderos ejercicios de formación de ciudadanía para quienes lo quieren aprovechar como tal. Ponen a pensar y eso es lo que todo ciudadano debiera hacer antes de depositar su voto. Como están las cosas, Cali duele. Reconforta enormemente saber que quien traza el camino con sus tenis y sus gafas que son tan verdes como su corazón, sí la tiene clara.

VER COMENTARIOS
Columnistas