Un libro

Un libro

Noviembre 24, 2016 - 12:00 a.m. Por: Benjamin Barney Caldas

Este es uno que deberían leer alcaldes, concejales, funcionarios, empresarios, clientes, arquitectos y sobre todo los estudiantes de arquitectura y desde luego sus profesores. En realidad todos los ciudadanos para que les ayude a sacar mejor y más provecho de esos escenarios en el que se pasan la vida juntos y que son sus ciudades. Es como un aperitivo a otras lecturas como a otras experiencias cotidianas, a otros viajes y a otros amores, y para algunos que ya han leído, pero que aún les falta, como un bienvenido bajativo.Son poco más de cien páginas, la mitad de las cuales están ocupadas por las concisas preguntas en cuyas respuestas consiste este pequeño libro, por lo que en verdad son como apenas unas veinticinco pues es de un formato reducido y no están todas ocupadas totalmente. En otras palabras se analiza en menos de media hora de lectura fácil, y si se quiere se puede hacerlo por partes de acuerdo con los intereses del lector y releerlo después, e incluso reordenarlo por temas según el propósito a seguir. Son reflexiones acerca de muchos asuntos relacionados con los edificios, su arquitectura, sus usuarios, arquitectos y promotores, e incluso con la política con que se manejan las ciudades en tanto artefactos. Y en consecuencia con casi todo lo que pasa en ellas, lo que es de suma importancia pues estas concentran cada vez más todo lo que sucede en todo el mundo y desde hace años a más de la mitad de su población, la que además está cada vez más intercomunicada y en el momento.Por ejemplo, pregunta por qué las ciudades son tan fascinantes al punto de que las personas viajan es para observar edificios y ruinas, e incluso los que solo compran lo hacen en edificios que tienen que ver. Pero igualmente se aborda en qué consiste lo urbano y el problema de las normas y las densidades en las ciudades y si es posible que siempre esta sea alta. Y por que es tan difícil lograr buenas ciudades y que papel desempeña la política en ellas, y en consecuencia también lo contrario. Igualmente trata de la arquitectura del lugar y de la importancia de los edificios de valor patrimonial. De la piedra y el mármol y los detalles y las vistas y el número cinco. De qué es la arquitectura, y qué un arquitecto y quién decide que lo es y si estos son autoritarios. Y de ciertos aspectos de su oficio, como el de dónde surge la forma y la internacionalización de la arquitectura, y qué hace esta por la gente y en últimas cómo mejorar una vivienda, y de estas claro está. El libro se titula ‘¿Qué es la arquitectura? y 100 preguntas mas’ y fue escrito este año por los arquitectos daneses Rasmus Waern (1961-), quien escribe mucho, y Gert Wingärdh (1951-), quien diseña mucho (tal vez demasiado), y publicado en su traducción al español por Art Blume de Barcelona. Se consigue en cualquier librería buena, que las hay en todas partes, y por supuesto en Amazon, y por Internet se pude ver mucha más información al respecto. Y no es para nada costoso.Como dice el poeta Jotamario Arbeláez “hay libros para todo, para todos y para todo momento” (El País 06/09/2016) y el caso es que este es el momento de este libro, pues pese a que sus diferentes temas ya fueron planteados hace más de dos mil años por el arquitecto romano Marcus Vitruvius Pollio, nunca han sido de tanta actualidad como ahora: en dónde emplazar las ciudades y los edificios y para qué son, cómo construirlos y cuál es su forma más indicada; y quién los debería proyectar.Sigue en Twitter @BarneyCaldas

VER COMENTARIOS
Columnistas