Orden

Septiembre 17, 2015 - 12:00 a.m. Por: Benjamin Barney Caldas

El ‘trancón’ del Sur sólo se resolverá con orden. En su trazado vial, en el diseño de las vías, tanto calzadas como andenes, en su señalización, demarcación y uso, en la semaforización, en el comportamiento de los automovilistas, motociclistas y ciclistas, en el transporte público, en los horarios de los centros para la educación y por supuesto en el uso del suelo urbano, para lo cual no queda más que aplicar el impuesto a la plusvalía.Hay que ‘enderezar’ la malla vial principiando por completar el par vial a los dos lados del corredor férreo, de Yumbo a Jamundí, y conectar con el mismo las principales vías este-oeste, evitando en donde se pueda los giros a la izquierda con ‘orejas’ a la derecha. Y obligar a hacer estacionamientos y prohibirlos del todo sobre dichas vías y las demás arterias norte-sur, a las que hay que dar orden y continuidad. Y por supuesto a los andenes y ampliarlos o hacerlos pues en no pocos trayectos ni siquiera los hay.Igualmente es preciso regularizar las calzadas, demarcar correctamente sus carriles y corregir su señalización, ahora incompleta, oculta, repetida, inadecuada, contradictoria y en últimas anti técnica, como lo es en general en toda la ciudad. Lo que ha llevado a que no se la tenga en cuenta en muchos casos pues incluso se llega al punto de que puede ser peligroso hacerlo. Y poner semáforos coordinados ordenadamente para garantizar ‘olas verdes’ en todos los recorridos largos.Es preciso también educar a peatones y conductores para que respeten la nueva demarcación señalización y semaforización, especialmente a estos últimos para que circulen conservando el carril respectivo (ahora no es posible), y para que consideren el derecho a circular de los demás compartiendo con ellos las vías al permitir los entrecruzamientos entre carriles, el acceso ordenado desde las calles secundarias y no obstaculizando los cruces.Por supuesto hay que mejorar mucho el transporte público, comenzando por el tren de cercanías; seguir dejándolo para después es del todo irresponsable. Y es necesario escalar ordenadamente los horarios del comercio y sobre todo el de los colegios y universidades, lo que puede ser más fácil de lo que parece, disponiendo la entrada a los colegios más por la mañana y las universidades dos horas más tarde, por ejemplo, y por lo tanto las salidas.Hay que corregir en lo posible el uso del suelo que llevó a que en este sector de Cali se concentrara la mayor parte de los centros para la educación, que es lo que origina el problema. Es imperativo que no se permita su crecimiento desordenado y tengan sedes alternas en otras partes. Tampoco tiene sentido que se permita extender la ciudad hacia el sur cuando en el Centro abundan los edificios y casas desocupados e incluso abandonados, como grandes lotes comenzando por el del Sena justo al lado del CAM.Y, finalmente, hay que poner orden en la ejecución de todas las medidas propuestas y establecer su prioridad. Todas se han planteado en diversos momentos y por muchas personas (hasta algunos candidatos a la Alcaldía y el Concejo han tocado el tema) pero siempre se pasa por alto que deben ser complementarias. Es decir, poniéndolas en el lugar que les corresponde, que es como el DRAE define la palabra, y a su debido tiempo por supuesto. Hay que entender que se trata de una solución ordenada e integral.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad