Eco realidad

Junio 19, 2014 - 12:00 a.m. Por: Benjamin Barney Caldas

El acierto de Le Parti Gauche francés es juntar socialismo y ecología. Ojalá Santos vea que la verdadera paz está allí, en las ciudades, y en una justicia que lo sea. Son asuntos inseparables y urge una alternativa a unos modos de producción y consumo que esclavizan y agotan nuestro único ecosistema. En consecuencia debería haber una ecología forzosamente anticapitalista y un socialismo necesariamente anti consumista.Un proyecto de sociedad que parta de las necesidades reales y los límites del planeta, pues muchas cosas no indispensables y programadas para volverse rápidamente obsoletas, se producen sin importar en qué condiciones para venderlas mediante una publicidad engañosa, generando basura que se desperdicia y contamina como ha señalado Le Parti de Gauche.Además, como dice Amy Goodman (spanish@democracynow.org, 15/11/2013), una tras otra las noticias confirman lo ya predicho por la ciencia: el cambio climático se está acelerando. Y el quinto informe de evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (Ipcc, 2013), integrado por más de 1.800 científicos, que lidera su investigación a nivel mundial, dice que cada vez hay mayor certeza de que “el clima está cambiando y que este fenómeno es provocado por la actividad humana”.El huracán Sandy, por ejemplo, azotó en 2011 los estados de Nueva Jersey y Nueva York, y provocó la paralización de esta enorme ciudad; y en Filipinas el tifón Bopha dejó 1.146 muertos en 2012, sumando allí a la lucha cotidiana por la supervivencia el temor a sufrir los embates de nuevas tormentas tropicales mas fuertes.Por su parte, el meteorólogo Jeff Masters (web Weather Underground) vincula de manera habitual los eventos extremos al cambio climático, y aun cuando precisa, concordando con el Ipcc, que un evento aislado no puede atribuirse directamente al cambio climático, señala que: “La ocurrencia de este tipo de tormentas fuertes de categoría 5 ha aumentado [y] una mayor proporción de ellas ocurre con una intensidad extremadamente alta”.Igual que el deshielo de los dos polos, el que se ha acelerado en la Antártida con la consecuente subida del nivel del mar, la que si continua será de graves consecuencias para todos los puertos del mundo, y desde luego catastrófica en los de los países mas pobres y poblados (El País, Cali, Latinoamérica y el Planeta, 14/05/2014).Como afirmó Naderev Saño, representante de Filipinas a la cumbre de la ONU sobre cambio climático, en Doha, Qatar, 2012: “El resultado de nuestro trabajo no debe tratarse de lo que quieren nuestros líderes políticos, sino de lo que exigen los 7.000 millones de habitantes del mundo. Les pido a todos [que] Doha sea recordado como el lugar donde hallamos la voluntad política para cambiar las cosas”. Y lo repitió en la 19ª Conferencia en Varsovia, 2013.Estados Unidos ya reconoció su gran responsabilidad en este asunto (El País, Madrid 10/05/ 2014 - 03:39 CET). Pero aquí aun se quiere ocultar el consumismo, la sobrepoblación, el uso de combustibles fósiles y el desperdicio de agua potable y energía, ilusionándonos con volvernos ricos (E. Piedrahita, El País, Cali 28/07/2013) en lugar de hacer ciudades mas sostenibles y viviendas mas ecológicas (takepart@emails.takepart.com, 17/05/ 20149) y de paso mas contextuales.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad