Cinco preguntas

Septiembre 10, 2015 - 12:00 a.m. Por: Benjamin Barney Caldas

Qué proponen los candidatos a la Alcaldía de Cali para mejorar la seguridad en la ciudad. Pero no apenas la delincuencial, de la que sí hablan, sino igualmente el poder movilizarse en la ciudad con seguridad, pues en muchas calles la gente prefiere caminar por las calzadas, con riesgo de ser atropellados, al punto de ser la mayoría de los muertos en los accidentes de tránsito, ya que es más cómodo que hacerlo por sus precarios andenes, los que en muchas partes ni siquiera existen o son usados como estacionamiento, o fatalmente son un despeñadero. Y qué piensan del control social del espacio público en términos de animación urbana.Qué plantean para que la ciudad sea más funcional en el sentido de que la vivienda y el trabajo, como oficinas o locales comerciales, por ejemplo, estén más cerca entre sí pero sin molestarse mutuamente, junto con el equipamiento urbano básico como lo son parques, escuelas, colegios, puestos de salud, centros comerciales, recreacionales y culturales. Es del todo equivocado que se continúe imponiendo una zonificación obsoleta la que además no se respeta, generando actividades incompatibles en un mismo sitio al tiempo que hay que “viajar” lejos para encontrar lo que debería estar al lado, pues otra cosa son las bodegas y recintos industriales. Qué programan para que la ciudad sea más confortable, más fresca y, concretamente, para garantizar la privacidad de las viviendas como para disminuir la contaminación ambiental, acústica y visual. Porque el hecho es que el aire que se respira no es en muchas partes el mejor, que el ruido ajeno es desesperante y que el desorden visual apabulla para donde se mire. A lo que hay que agregar los arbitrarios y corruptos cambios de uso del suelo que hacen que en medio de barrios residenciales se permitan otros usos sin considerar para nada como afectarán a los vecinos, o que se va a hacer para evitarlo. Ya lo permitieron en Granada, San Fernando, San Antonio y ahora el turno es para Tejares.Qué proyectan para que los caleños se identifiquen más con su ciudad; para que les signifique algo, y no apenas más fútbol y más salsa. Qué hacer para que sus tres cerros “tutelares” vuelvan a ser hitos urbanos de Cali y para que su río sea de nuevo el “río de la ciudad” como se lo llamó en la Colonia. Para que el Centro Histórico sea de verdad centro y de verdad histórico, y signifique muchas cosas a todos los caleños pues allí deberían volver a estar los lugares más representativos que todos deben poder compartir cotidianamente. Que la plaza mayor vuelva a serlo sin eliminar sus árboles pero si su carácter, espacio y uso de parque de pueblo.Qué piensan para que sus propuestas se puedan iniciar ya y cómo garantizar su continuidad. Y que se piensen integralmente y a fondo pero más sencillamente, pues la ciudad no es apenas lo que pasa en ella sino igualmente el artefacto. Ya Fernand Braudel en “El Mediterráneo y el mundo mediterráneo en la época de Felipe II”, 1949, lo dejó en claro: la geografía determina la historia. Y en el caso de las ciudades su geografía es su urbanismo y arquitectura en calles, barrios y sectores. Según El País (04/09/2015) el 75% de los caleños no les cree a los candidatos, pues entonces que voten en blanco para recordarle al ganador que nos debe respuestas, y dar espacio para que alguien pueda responder.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad