Abracadabra

Abracadabra

Noviembre 06, 2014 - 12:00 a.m. Por: Benjamin Barney Caldas

Esta voz cabalística (método más o menos arbitrario para analizar sentidos recónditos) que se escribía en once renglones, con una letra menos en cada uno, para que formasen un triángulo, a la cual se atribuía el curar ciertas enfermedades (Drae), en el caso de Juan José Saavedra aporta opiniones y consejos pertinentes; como votar en blanco (El País, Cali 25/10/2014).Al respecto apunta con fina sorna que entre los candidatos a la Alcaldía de Cali hay gente sumamente preparada y que algunos hasta hablan inglés. Pero penosamente hasta ahora ninguno está preparado por sus estudios, experiencias y experticia, para orientar un artefacto urbano de este tamaño que como dice Sylvia Patiño era más ciudad cuando era pueblo.Algunos presumirán de bilingües pero ignoran que Aristóteles, que sólo hablaba griego, pensaba que la ciudad es sobre todo para vivir bien, y que Churchill, quien después de recibir el premio Nobel de Literatura decía que apenas estaba aprendiendo inglés, pensaba que en estos artefactos no únicamente se lleva a cabo la vida ciudadana sino que la condicionan.Así lo percibió con lucidez cuando se opuso a la construcción de un nuevo edificio para reemplazar Las Casas del Parlamento (1835) de Sir Charles Barry, en Londres, muy dañadas durante la guerra; no quería que la arquitectura modificara a la política. En Cali, por lo contrario, son los políticos los que han modificado y para mal su arquitectura y por tanto la ciudad toda.No ven que la arquitectura no es sólo proyectar edificios si no también completar ciudades, ni que las calles son primero para los peatones y no para los carros, ni entienden la relación entre índices de ocupación y construcción, aislamientos, alturas y densidades. Ni que esta es una ciudad andina y no costera, y que su clima es tropical y su paisaje de valle y montaña.Confunden la urgencia de una área metropolitana con el embeleco de un distrito especial, no ven que en el corredor férreo se debe tener un uso múltiple y no apenas un corredor verde, y en lugar de aplicar la plusvalía para que el usufructo de la propiedad privada sea equitativo para todos, ceden a las presiones de los propietarios de la tierra aun cuando no sea urbanizable.Como se dijo aquí hace años (¿Alcaldes populares? 02/03/2006) Churchill pensaba que la democracia era el menos malo de los sistemas políticos posibles, pero como la que tenemos es muy nueva, incompleta e incipiente, toca perfeccionarla de a pocos y el mejor campo para hacerlo son las ciudades, mejorando la elección y reelección de sus Concejales y Alcaldes Populares.Ahora que hablan tanto de ciudades, edificios, teléfonos, maletas y hasta de papel inteligente, es de esperar que haya gente en lugar de poner su mente en blanco comience a pensar en votar en blanco. Es una protesta y ayuda a que a la larga se quemen los politiqueros corruptos. Si los votos en blanco son la mayoría se deberá repetir por una sola vez la votación.En elecciones unipersonales no podrán presentarse los mismos candidatos y para el Concejo podrán hacerlo las listas que no hayan alcanzado el umbral. Si los nuevos son igual de malos ya no se podrá salir también de ellos votando en blanco y toca abstenerse y deslegitimar su elección. Pero es posible que surjan mejores candidatos que antes no tenían ninguna opción.

VER COMENTARIOS
Columnistas