Un año para olvidar

Diciembre 29, 2010 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

A dos días de finalizar este año fatídico para un país que soporta impotente el peor invierno en 100 años, que en menos de un mes rompió diques, derrumbó montañas, se tragó pueblos, colapsó carreteras, inundó cosechas y dejó en la calle a más de dos millones de colombianos, se ponen de manifiesto las erróneas políticas del Estado en la conservación del medio ambiente, la deforestación inmisericorde a la que hemos sometido bosques y ríos y la poca o ninguna planeación de los alcaldes para frenar la acción de invasores en zonas de alto riesgo.***Lo que ha sucedido en Colombia no se remedia con Teletones ni con actos mediáticos de solidaridad. No. Lo que el país requiere es una reconstrucción total, como sucedió con el terremoto de Chile, el tsunami de Indonesia o en la Europa de la posguerra. Ya los costeños se adelantaron para iniciar la reubicación de poblaciones y estructurar diques, mientras en el Valle estamos de parranda y el sector político preocupado por unas elecciones que a buena hora no se realizarán. ***Hago un llamado a esa clase dirigente que hoy está con el agua al cuello, esperando pasivamente a que el Gobierno recupere lo que naufraga bajo el agua estancada. ¿Dónde están los cañicultores, los ganaderos, los cafeteros, los ingenieros de la CVC, Emcali y los de Conciviles? ¿Donde están los industriales, los comerciantes y las universidades? ¿No es hora de acabar con la costumbre de que actúen unos pocos, mientras el resto critica y descalifica? Afirma el economista Javier Roldán que la recuperación de los estragos del invierno puede durar más de dos décadas.***Y si los costeños ya nombraron una comisión de alto nivel, liderada por un supragerente, los vallecaucanos podríamos hacer lo mismo. Designar un líder que congregue voluntades y que profesionales o directores de gremios y entidades trabajen 24 horas al día hasta recuperar la región. Sugiero nombres: Alfredo Carvajal, Armando Garrido, Jorge Herrera, Alberto José Otoya y una mujer, Doris Eder, que devolvió la liquidez al Departamento cuando fue gobernadora. ***ENTRETANTO: (1) la campaña de difamación del ex presidente Uribe contra el periodista Coronell por twitter es una muestra de lo que fue su estilo de gobierno. Es igual a Chávez, de quien dijo en un discurso que “se despierta pensando a quién expropiar”; pues a él le debe pasar lo mismo: se despierta pensando con quién pelear. ***ENTRETANTO : (2) el presidente Santos sigue buscando un superintendente de Servicios Públicos de alto vuelo, como Fain Boin, excelente profesional que trabajó con Mockus en la Alcaldía de Bogotá, hoy vinculado al Banco Mundial, pero que no aceptó. Sólo habrá Gerente de Emcali cuando haya Superintendente. La idea de Santos es nombrar allí a una persona del sector privado, lejos de los directorios políticos. Mientras tanto, aquí crecen los rumores para ocupar la Gerencia de Emcali con personas de bajo perfil, como la señora Escalante, de ingrata recordación en su paso por el Club Colombia y Comfenalco; Alba Leticia (la patona), ex alcaldesa de Yumbo; Alberto Sinisterra y Juan Carlos Botero, secretario de Hacienda del alcalde Ospina. ¿Será que nuevamente los caleños permitiremos que nos ferien el más grande patrimonio de nuestra ciudad? ***ENTRETANTO (3): les deseo un Feliz 2011.

VER COMENTARIOS
Columnistas