Un año difícil

Un año difícil

Diciembre 23, 2016 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Este 2016 que está a punto de expirar ha dejado al país dividido, fenómeno que se capta en las redes sociales, donde la verdad se distorsiona hasta producir efectos devastadores; en la corrupción que superó la violencia de la guerrilla, el paramilitarismo y el narcotráfico; en el frágil Acuerdo de Paz que no ha logrado neutralizar los palos en la rueda de los fundamentalistas, a pesar del Nobel de Santos y el guiño del papa Francisco y, por último, una Reforma Tributaria que asfixiará a la clase media y aumentará la pobreza absoluta.***¿Qué hacer? El padre Francisco de Roux, director del centro de Fe y Culturas de Medellín, ha elaborado una de hoja de ruta para que esta sociedad rota se reconcilie. El texto, que consta de 10 puntos, dice que las situaciones bipolares gobernadas por la radicalidad extrema de dos bandos, “requieren una nueva forma de hacer política, guiada por una ética que busque el bien común y rompa tanto la violencia como la corrupción”.*** Erradicar el odio, la impunidad, la injusticia, el desequilibrio social, no será tarea de la clase política ni de las Farc, ni siquiera del Congreso, eso nos toca a nosotros como sociedad. Así como la juventud salió a las calles e hizo jornadas de protesta pacífica en las plazas del país, después del plebiscito, también atletas como Catherine Ibargüen, Mariana Pajón, Yuberjen Martínez, Óscar Figueroa, Ingrit Valencia, Yury Alvear o ciclistas como Nairo Quintana, demuestran que este país tiene en sus bases, toda la fortaleza, la disciplina y el coraje para salir adelante.***La catástrofe que diezmó al equipo de Chapecoense, el rescate de los 6 sobrevivientes donde participó el niño campesino que facilitó la labor de los grupos de socorro, y después el homenaje en el Estadio donde millares de voces y de flores arrancaron lágrimas al canciller del Brasil, en ese instante, Colombia mostró su rostro de nación solidaria y compasiva. El mismo Jeison Aristizábal, el héroe caleño exaltado por CNN, por su trabajo con 540 niños discapacitados, y los años de apostolado también en Aguablanca, de la hermana Albaestela Barreto, nos reconcilian con este país que a veces nos sume en la incredulidad y la indignación ante casos como el del asesinato de la niña de 7 años, a manos de un arquitecto de la elite social. ***Por último, hay que destacar la mesura de María Victoria de la Calle, presidenta de la Corte Constitucional, cuando asumió con entereza y sabiduría la socialización de la aprobación del Fast Track ante la jauría del santanderismo, que en aras de defender la Carta Magna, lo que hace es boicotear un bien superior, como la paz.***PD (1): No puede ser que un hombre de paz, de la dimensión espiritual de monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, esté siendo amenazado por fuerzas oscuras, precisamente por su empeño en recorrer los caminos de la reconciliación, no solo con las Farc sino con el escurridizo ELN. Uno mi voz a la de todas las personas que lo rodean y lo apoyan.PD (2): Otro hombre de ciencia, el ex director del HUV médico Jaime Rubiano, merece nuestra solidaridad pues es el ‘chivo expiatorio’ de una corrupción que viene de atrás y llevó al Hospital a la situación de tierra arrasada en que se encuentra hoy. ¿PD (3): Felicitaciones al alcalde Armitage por la sincronización de su equipo en la preparación de la Feria de Cali. El martes, en el Inter, estuvo rodeado de su staff, donde cada uno dio cuenta de la planeación en movilidad, seguridad, salud y prevención de riesgos, desde el comandante de la Policía BM. Ramírez (¡qué lástima que se vaya!), hasta la directora de la Feria Adriana Latorre (aplausos de nuevo por haber eliminado la cabalgata). Viva la Feria y, ¡Feliz Navidad para todos!

VER COMENTARIOS
Columnistas