Tecnócratas

Noviembre 18, 2011 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Con la mejor intención, el presidente Santos nombró en ministerios clave a destacados tecnócratas, con el objeto de que proyectos de gran envergadura se planifiquen y cristalicen, sin enredarse en la politiquería y corrupción.***Sin embargo, los resultados en este año no han sido los mejores en Salud, Educación y Justicia. Los proyectos presentados en el Congreso por los ministros Mauricio Santamaría, María Fernanda Campo y Juan Carlos Esguerra fueron rechazados por presión de sectores que se sienten vulnerados.***La Ley 30, presentada contra viento y marea por la ministra Campo, quien exhibe una brillante hoja de vida en el área financiera, pero poca experiencia en el de la educación, tuvo como epílogo la protesta estudiantil, que hoy aplaude el país, pero que no dejó otra alternativa que retirar una ley que nació muerta, pues la Ministra priorizó la solución económica al derecho constitucional de una educación sin exclusión y de mejor calidad.***Tampoco fue afortunada la reforma al sistema de salud, presentada por el ministro Mauricio Santamaría, otro tecnócrata de altas calificaciones, que desde el primer momento se enfrentó a la podredumbre de un sistema que colapsó en manos de entidades como Saludcoop y otras ‘con ánimo de lucro’, creadas al amparo de la cuestionada Ley 100.***Y es que la salud no es un negocio, es un derecho. De ahí que la protesta contra la reforma convocó voces desde la Academia, las asociaciones de medicina, los médicos, las enfermeras, los sindicatos, los hospitales y los usuarios. La reforma que ha tratado de ‘vender’ el ‘tecnoministro’ es apenas un maquillaje del sistema que colapsó. Saludcoop aún no sale del mercado de la salud, ni los laboratorios rebajan las drogas y la gente sigue penando en las atiborradas salas de las EPS.***El otro bache es la reforma para modificar la Justicia. Y no es que Esguerra sea un tecnócrata, sino un abogado de prestigio. Aquí lo que se mueve es un trasfondo político. La eliminación de la Sala Administrativa de la Judicatura es una ‘sacada de clavos’ de algunos congresistas. “Lo que no se ha tocado es la dramática situación de los juzgados que están atestados. El Consejo de Estado va en el año 2000 y el sistema penal acusatorio es pésimo”, dice el penalista Armando Barona. ***¿Cómo es posible que frente al Ministerio de Medio Ambiente no esté un ambientalista que defienda nuestra biodiversidad de los depredadores que quieren apoderarse del oro y el carbón y de sitios sagrados como la Sierra Nevada, y no Frank Pearl, brillante economista, exconsultor de empresas privadas?***Para cerrar el círculo de la tecnocracia, Santos acaba de entregar a Bruce MacMaster, “especializado en desarrollo de proyectos de transporte y telecomunicaciones”, el Departamento Administrativo para la Prosperidad Social, que manejará no los cacareados tres huevitos de Uribe, sino toda la canasta de la Ley de Víctimas, con un presupuesto que sobrepasa los $9 billones.***Menos mal que en la mesa están ministros de carne y hueso como Juan Camilo Restrepo, María Angela Holguín, Juan Carlos Echeverry, Germán Cardona y Mariana Garcés.***Entretanto: María Teresa Negreiros, nuestra pintora brasilero-caleña inaugura mañana en el Museo Rayo de Roldanillo su retrospectiva de 22 obras de las décadas 60-70. Del 22 de enero del 2012 al 1 de abril exhibirá en el Frost Museum, de Miami, la serie Amazónica y los Igapós. Y es invitada del Museum of Latin America Art, de los Ángeles, para participar en una exposición colectiva de artistas latinoamericanas.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad