¿Quién será el alcalde?

¿Quién será el alcalde?

Octubre 20, 2010 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Arde el cotarro político. Las alianzas non sanctas están a la orden del día. Los rumores van y vienen. Surgen nombres y se descartan otros. La clase dirigente se blinda contra los candidatos de Aguablanca y los políticos de oficio inician sus campañas en barriadas, y casas de cartón de las laderas, para acceder al preciado botín de la Alcaldía de Cali.***Se dice, por ejemplo, que los cambios en la cúpula de la Cámara de Comercio (Roberto Arango, de origen santista, reemplaza a Julián Domínguez) tienen que ver con la aspiración de Susana Correa (gerente de Emcali) de suceder a Jorge Iván Ospina. Se dice también que la hija de Álvaro Correa (jefe de las campañas de Uribe y Santos en Cali), contratará a J.J. Rendón.***Curiosamente el alcalde Ospina, cuyo sucesor era Luis Eduardo Barrera, gerente de Metrocali (hoy suspendido), no ve con buenos ojos el lanzamiento de dos de sus más cercanos colaboradores: Argemiro Cortés, secretario de Cultura, que realizó una indiscutible gestión en el desarrollo masivo de eventos, y el secretario de Tránsito, Fabio Cardozo. El Secretario de Salud, Varela, con todos las vientos a favor para aspirar a la Alcaldía de Cali, dio al traste con su futuro político por el errático manejo del descalabro en Calisalud. ***Por los lados del Concejo, aspiran Carlos Pinilla, Edison Ruiz, Carlos Clavijo y José Luis Pérez (candidato de Angelino), Clara Luz Roldán (Dilian Francisca Toro y Juan Carlos Martínez), y Milton Castrillón, (Germán Villegas), quien salió bien librado de su paso por el Hemiciclo y adelanta intensa campaña en los estratos uno, dos y tres. Otro que tiene una buena cauda en el gremio de transportadores, es Ramiro Jurado.***Estos son más o menos los candidatos visibles para reemplazar al enigmático y excluyente doctor Ospina, que le ha metido todo el acelerador a las megaobras y a la puesta en marcha del MÍO, pero ha dejado de lado la seguridad, la malla vial, la salud, la educación y, lo que es más grave, no ha logrado algutinar a caleños y grupos inmigrantes. Sea cual fuere el próximo Alcalde de Cali, elegido bien en el Club Colombia o en Aguablanca, tendrá que hacer una labor titánica para unir los distintos retazos en que está conformado hoy el mapa político de la ciudad.*** Como bien dice Luis Fidel Moreno, “aquí no sólo hay gente de la Costa Pacífica, ni todos los inmigrantes son negros; las diásporas de Nariño, Cauca, norte del Valle, Caquetá y Huila están diseminadas en Charco Azul (chocoanos y tumaqueños); Siloé, Pueblo Joven y Lleras Camargo (nariñenses); Mojica I y II (campesinos del norte del Valle: El Cairo, Águila, Argelia); Comuneros I y II (Caquetá, Putumayo, Quindío) y en el Bonilla Aragón (Huila).***Afirma Moreno Rumié que “marinillos y granadinos son los dueños de panaderías y de El Pasaje de Cali; que los supermercados en barrios marginales y las confecciones y venta de ropa están en poder de los paisas”. Sostiene además que estas comunidades cada vez se convierten en guetos dentro de la ciudad con sus fiestas tradicionales y su gastronomía, como San Pacho, el Petronio Álvarez, Blancos y Negros, etc.

VER COMENTARIOS
Columnistas