¿Quién miente?

Junio 08, 2017 - 11:50 p.m. Por: Beatriz López

Ahora que las redes sociales inventan noticias como el supuesto accidente del hijo de Santos y los altos funcionarios dicen mentiras a medias en la Colombia del postconflicto, habrá que contratar los servicios de Cal Lightman, el curioso personaje de la serie de Netflix ‘Lie to me’, capaz de leer en los gestos de la gente cuando miente, tienen ira, miedo, culpabilidad o deseos de venganza.

***

No haría falta un experto como Lightman para leer los gestos reconocidos de Uribe cuando habla aquí de amor a la patria y se va a la Cumbre de la Concordia en Atenas, a despotricar de ella. También detectar debajo de la barba y los anteojos de ‘Timochenko’ la poca intención que tienen las Farc de cambiar las armas por la palabra, pues tanto él como ‘Márquez’ y ‘Santrich’ sostienen a los 4 vientos que el ideal para Colombia será el modelo de Venezuela.

***

En otros escenarios, Lightman podría descifrar el imperturbable rostro del fiscal Martínez cuándo suelta globos mediáticos como el millón de dólares de Odebrecht que entró a la campaña de Santos, o el de los bienes de las Farc, que ascienden a $1,1 billones. No mide las consecuencias de sus explosivas primicias, solo crear expectativas que al final se desinflan por falta de rigor en sus investigaciones. Su inclinación a aparecer casi a diario en los medios es tan enfermiza como la del fiscal Montenegro.

***

Importante sería desentrañar los gestos del altivo ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, autor del aumento del IVA y el hombre que autoriza o desautoriza las partidas que aplaquen las marchas de protesta. En Colombia no se mueve un peso, si Cárdenas no lo aprueba. Con su depurado lenguaje de economista le dice a Yamid Amat, que ya pasó el fantasma de la desaceleración y que a partir de junio correrán ríos de leche y miel, mientras el ciudadano del común salta matones para adquirir la canasta familiar.

***

Y, que tal las mentiras que corrieron por las redes, los noticieros y en los twits de los políticos a raíz de la elección de la magistrada Diana Fajardo en la Corte Constitucional. Mientras el senador Bennedetti y el mismo Santos advertían el día anterior que de no ser elegida Fajardo las Farc se levantarían de la mesa, el exministro Jaime Castro trinó así: “A sabiendas y a conciencia, mayorías del Senado eligieron magistrada para complacer Farc”. Acto seguido, las redes ‘graduaron’ de guerrillera a una mujer con las más altas calificaciones como jurista.

***

Aquí todos mienten, la derecha y la izquierda, el gobierno y la oposición, el Congreso y la Fiscalía. Si queremos acabar con la corrupción, tenemos que erradicar primero la mitomanía.

***

PD (1): Felicitaciones al alcalde Armitage por su firme posición frente a las barras bravas. También a la gobernadora Dilian por su presencia, día y noche, en las mesa de conversaciones de Buenaventura, de la cual no se levantó hasta no firmarse el acuerdo.

Pruebas de fuego que ambos mandatarios afrontaron con valor.
***

PD (2): Un abrazo fuerte para María Cecilia Calero y Humberto Ascione. La muerte trágica de su hijo, el médico, nos tiene devastados.
Paz en su tumba.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad