¿Qué hacer con Angelino?

Junio 01, 2012 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Algo le está pasando al presidente Santos. ¿Qué sucede con el astuto jugador de póquer, cuando casi todas las jugadas le salen mal?: 1) No eligieron a Angelino en la OIT, 2) la Cumbre de Cartagena se convirtió en el Dania-gate, 3) la aprobación en el Congreso de la Ley de Justicia y Paz, coincidió con el atentado a Fernando Londoño y la incursión de las Farc en la frontera con Venezuela, 4) la Ley de tierras se le está embolatando, según el senador Robledo, 5) el fuero militar lo tiene enfrentado con un sector de las Fuerzas Armadas y 6) el terrorismo verbal y mediático de Uribe & cía. está llegando al paroxismo de un cuasi golpe de Estado. ***Empecemos con el incómodo ‘compañero de fórmula’, a quien Santos trato de neutralizar ofreciéndole el bom-bom-bum de la Presidencia de la OIT. Le apostó tiempo, capital político (prefirió apoyar a Angelino a la presidencia de la OIT y sacrificó a Ocampo Gaviria para el Banco Mundial), invirtió dinero del Estado en cabildeo por Europa, Asia, África, EE.UU. y Latinoamérica (según Salud Hernández, los viáticos sobrepasaron los $400 millones, en tres meses). ***Por desgracia, tendremos vice para rato, poniéndole palos en la rueda al Gobierno, haciendo populismo y conspirando y aceitando su maquinaria en el Valle. Hace algunos días se rumoró en círculos políticos que para atajar la reelección de Santos, los uribistas estaban pensando en repetir la fórmula perversa de Putin: lanzar a Angelino de candidato a la Presidencia en el 2014 y a Uribe de vice. Con razón un congresista lo conminó a confesar en qué bando estaba.***A Santos le esperan unos días negros con Angelino midiéndole el aceite noche y día, con Uribe envalentonado en su papel mediático de jefe de la oposición, con los discursos grandilocuentes de Fernando Londoño, que además del Rolex quiere cobrar el atentado y fungir como candidato si Santos no cambia, con algunos militares y las Cortes en contra, con Fecode y los estudiantes con ganas de tumbar ministra y con una guerrilla que se mueve entre la dualidad de la paz y la guerra. ¡Ah¡, y la salud en cuidados intensivos. ***El panorama para nuestro jugador de póquer no es el mejor. El camino para pasar a la historia después de firmar la paz, está lleno de obstáculos, agazapados en la izquierda y en la derecha. Por ahora, sería bueno que, para evitarle al país el surgimiento de futuros Angelinos, se elimine la figura de Vicepresidente y regresemos a la de Designado, con un simple articulito como hizo el antecesor de Santos para reelegirse.***Voto en blanco: Crece la audiencia como en el poema de León de Greiff, con el voto en blanco, para las próximas elecciones de Gobernador del Valle. Desde que Édgar Victoria González lanzó la idea por las redes sociales, diferentes sectores de la ciudad se han sumado a la protesta por la imposición del candidato de Unidad Nacional. De manera especial, un sector del Partido Liberal que está convenciendo a sus huestes de votar en blanco el l de julio. Las cuentas que hace William Calderón en su leída columna ‘La Barca’, son interesantes: “En el 2002, cuando fue elegido Angelino, el 5,01% de los votos fueron en blanco: 58.814, y cuatro años después, en 2007, cuando gano Abadía, el voto en blanco subió a 102.977. En octubre pasado, con Useche el voto en blanco alcanzó el máximo histórico de 154.426, es decir, el 11,09% de la votación total. Hay que esperar si aquí se repite el fenómeno de Bello, Antioquia.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad