Perdieron el año

Enero 02, 2016 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Finalizó el convulsionado 2015 con cuestionables resultados en lo político, jurídico, económico, ambiental, social, en la salud y en la conducción del deporte.***¿Brindamos los colombianos, el 31, por el magistrado Jorge Pretelt, el general Rodolfo Palomino, Luis Bedoya, Víctor Maldonado o por ‘Iván Márquez’? No insistiré en Pretelt, todo el país conoce su talante.*** Palomino, en el ojo del huracán por las denuncias de Daniel Coronel, Gardeazábal, Claudia Morales y otros comunicadores, por supuestas ‘chuzadas’, no quiere hacerse al costado, mientras hacen las investigaciones. Cuando empezó el Fifagates, Luis Bedoya juró que él y el deporte colombiano estaban a salvo de toda sospecha. Para vergüenza del país, confesó en Estados Unidos, su participación en sobornos y otras indelicadezas. ***‘Iván Márquez’, el vocero de las Farc, dijo que la guerrilla no podrá rehabilitar a las víctimas, pues sus presuntas arcas, producto del narcotráfico, explotación de minas, vacunas extorsivas, etc., sólo existen en la mente de los enemigos de la paz.*** Esto apenas es una muestra de los personajes colombianos que perdieron el año. Mejor no mencionar la confrontación Santos-Uribe que ha contaminado no solo el proceso de paz sino al Congreso, las redes sociales y al país entero, o al procurador Ordóñez y al fiscal Montealegre, que no se han distinguido como los más imparciales tribunos de la justicia.***Sigue la lista: el ministro de Salud que fue incapaz de ponerle freno a las EPS, o Natalia Springer, la politóloga a quien Montealegre pagó multimillonarios contratos y fue condecorada con la medalla Low Mutra, “por la aplicación de análisis cuantitativos”, que solo descifró el Fiscal.***Y, mientras el país espera entre ilusionado e incrédulo la firma de la paz con las Farc, siguen los atentados del ELN, la acción perversa de bacrim, guerrilla y demás depredadores que contaminan ríos y mares para extraer el oro, las comunidades que paralizan la construcción de la doble calzada, las casas de pique en Buenaventura, los feminicidas de Cali y Medellín, la improvisación con el paso de los usuarios de Saludcoop a otra EPS, y los políticos corruptos que llevaron al caos al Hospital Universitario. Así y todo, les deseo un buen año.***Entretanto: Lo mejor que le pudo pasar a Ariadna Gutiérrez fue que le quitaran la corona de Miss Universo. Las colombianas que sueñan con ese título, ignoran los sinsabores, la explotación de que son objeto, el cúmulo de compromisos de carácter comercial y la manipulación a que son sometidas por las chaperonas del concurso. Ella será la “diosa coronada”, como dice el vallenato, y tendrá la libertad de escoger su propio camino.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad