Indignados (2)

Indignados (2)

Mayo 18, 2012 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Atentado a Londoño: Indignación y repudio sentimos todos los colombianos por el atroz atentado contra el ex ministro Fernando Londoño. ¿Hasta cuándo vamos a resolver nuestras diferencias con violencia? La polarización nace de la intolerancia y es tan culpable la derecha como la izquierda. Cuando aún estábamos bajo el impacto de la imagen de Londoño, herido y en shock, en una escena patética, terrible y estremecedora, el expresidente Uribe y sus incondicionales Francisco Santos y José Obdulio Gaviria enfilaban toda su artillería malévola contra el gobierno de Santos. ¿Acaso en la era Uribe, el atentado contra el Club del Nogal fue a causa de ‘bajar la guardia’ en la seguridad? Esa actitud oportunista también merece repudio e indignación.***TLC y biodiversidad: Mientras los medios de comunicación celebran la llegada del TLC y los técnicos del alto Gobierno recurren a toda clase de malabares para referirse a las bondades del Tratado, analistas serios como Cristina de la Torre sostienen que Colombia vendió su más grande patrimonio: la biodiversidad. “Gracias a las larguezas de nuestros obsequiosos ‘negociadores’, EE.UU. podría tener acceso privilegiado a controlar valiosos recursos animales y vegetales y asegurarle precios de monopolio a sus multinacionales de la industria farmacéutica”, dice y añade que “el TLC sepultará sectores enteros de producción en el campo y empobrecerá a dos tercios del campesinado que ya padece de hambre”.***La salud: No nos digamos mentiras, pero si los médicos hubieran protestado el día que se aprobó la Ley 100, la salud no habría llegado al punto del no retorno en que está hoy. ¿Cuándo vimos una marcha de batas blancas por las calles de las ciudades colombianas, en protesta por la crisis en los hospitales o el corrupto manejo de los recursos de la salud en manos de las EPS?***50 mil médicos agremiados en la Academia Nacional de Medicina, Sociedades Científicas, Colegio Médico Colombiano y otras, acaban de enviar al presidente Santos una carta, donde le advierten que “la salud de los colombianos merece y necesita otro norte, estructurado sobre el cumplimiento pleno del precepto de la salud como un derecho; esto riñe con la concepción rentista, costosa y peligrosa intermediación que han campeado dentro del sistema desde su creación”. ¿No será tarde ya? ***Gobernador impuesto: Y, por último, nos quedamos en la indignación pasiva después del sainete de la escogencia de un gobernador por consenso para este Valle de lágrimas. En nombre de un supuesto rescate moral, se puso en movimiento el engranaje de las maquinarias electoreras, dirigidas y orquestadas por los viejos y nuevos barones y ‘baronesa’ electorales, que ya se repartieron la torta de las secretarías, calculando su valor según las futuras regalías, mientras el Departamento va hacia el abismo de la intervención como pasó con las Empresas Municipales y que, entidades como Acuavalle, CVC, Licorera, Hospital Universitario y Hospital Psiquiátrico, quedaron convertidos en cascarones subastados por la corrupción y la ineficiencia. Nuestra apatía no tiene límite.

VER COMENTARIOS
Columnistas