Impuesto al pandebono

Noviembre 25, 2016 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

El gobierno nos sometió primero a leer las 296 páginas del Acuerdo de la Paz; pocos lo leyeron, muchos especularon y ahí está el resultado: el plebiscito lo ganaron los del No, y el país en el limbo y al borde de un genocidio de líderes campesinos. Ahora, cuando aún el Acuerdo está en el aire por la terquedad de los del No, el Ministro de Hacienda pretende que el Congreso desmenuce, en un mes, el mamotreto de 300 artículos de la Reforma Tributaria, que de no ser aprobada, el país corre el riesgo de bajar su calificación crediticia.***Con el plebiscito los juristas nos llenaron la cabeza de incisos, hoy, los economistas nos tienen haciendo cuentas con los porcentajes del IVA. Mientras leía los sesudos análisis de Carlos Caballero y Eduardo Sarmiento sobre los pro y contra de la reforma, me di cuenta de que los pandebonos pagan el 5% del IVA. ¡Ah claro!, me dije, detrás del inocente pandebonito están la leche que produce el queso, los molinos de harina, el almidón de yuca, etc. Al día siguiente oí el ‘intenso’ debate en Blu sobre el impuesto a la aguadepanela.***‘¿Qué es la Reforma Tributaria, y con que se come?’, se titula un correo muy didáctico del Gobierno. El barril de petróleo costaba en 2014: US$115; en el 2016: US$50. En mayo del 2015 el valor del dólar era $2.360, en diciembre del 2015: $3.356. La deuda externa se paga en dólares, y el hueco fiscal es de $20 a 30 billones. Ese gran hueco se paga con una reforma tributaria, o sea, más impuestos para inversión del Estado, y gracias a esos impuestos se pretende recaudar $4 billones para el 2017 y $8 billones más para el 2018.***Ahora bien, como el IVA pasa del 16 al 19%, no solo permea la canasta familiar, así lo niegue el Ministro, sino que encarecerá las gaseosas, el té, los jugos, los cigarrillos, la gasolina, la vivienda. Pequeños negocios como las tiendas de barrio y los salones de belleza tendrán que presentar renta, lo mismo que los asalariados desde $2.749.417. ¡Ah! y los ricos que superen la evasión hasta $5 mil millones quedarán entre rejas de 4 a 9 años. Con el hacinamiento en los centros de reclusión, ¿habrá cárcel para tanta gente? ***Pero si a los estratos medios y bajos no les gusta la Reforma, a los empresarios tampoco. Tanto el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, como el de Fenalco, la han rechazado de plano. Y para mayor preocupación del Gobierno, no hay mucho entusiasmo en el Congreso, ya que Navarro Wolf, Robledo y Horacio Serpa dejaron muy en claro que se opondrán con alma, vida y sombrero a la misma.***Lo que no ha explicado el hábil ministro Cárdenas, es dónde están los dineros de la venta de Isagen a los canadienses, y cómo se han cubierto las troneras de malas gestiones en casos como Reficar y el de Electricaribe, de la española Fenosa.*** Los últimos gobiernos tampoco le han aclarado a los colombianos, por qué tantas empresas emblema del país fueron a parar a manos extranjeras: Banco Ganadero, Telecom, Granahorrar y Gas Natural: son de los españoles; Cementos Samper: de los mexicanos; Cerromatoso y Refinería Cartagena: de los suizos; Proleche: de los italianos; Cerrejón: de los ingleses; Coltabaco y Tubos del Caribe: de los gringos; Bavaria: de los sudafricanos; el Éxito: de los franceses, y Coltejer: de los mexicanos. Faltan datos de otros municipios.***PD: El nuevo Fiscal, Néstor Humberto Martínez está superando a su antecesor al convertir el cargo en escenario mediático. No hay día en que no aparezca por radio, televisión y prensa, traspasando la delgada línea entre justicia y política. Debería imitar al discreto Contralor Edgardo Maya que solo se dirige a los medios, cuando tiene algo importante que informar o denunciar.

VER COMENTARIOS
Columnistas