Fuga de presos

Fuga de presos

Abril 01, 2015 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Fue tal el impacto que produjo el asesinato de cuatro niños en Caquetá, el pasado 5 de febrero por un hombre con el alias de Desalmado, que su fuga el sábado 28 de marzo de la prisión Las Heliconias, de Florencia, prendió las alarmas no solo de las autoridades sino de todo el país. ***¿Hasta cuándo los gobiernos de ayer y de hoy le siguen dando largas a la solución de uno de los problemas más graves y complejos como es la situación carcelaria? Podríamos compararlo, guardadas proporciones, con el narcotráfico, la guerrilla, la corrupción y el caótico sistema de salud.***Los 137 centros de reclusión del país, de los cuales 10 tienen gravísimos problemas de hacinamiento, son el reflejo de la sociedad colombiana con todas sus miserias de exclusión, violación de derechos humanos, el nomeimportismo y la indiferencia de los que nada tienen que ver. Villahermosa en Cali, redobló los 1.667 detenidos a 6.000: 267% de hacinamiento. En Santa Marta: pasó de 312 a 1.393 reclusos. El Bosque de Barranquilla hay albergue para 640 recursos y está habilitada para 1.768. *** En el interior de las cárceles, los problemas de salud van desde la tuberculosis a enfermedades gastrointestinales, sin que exista una infraestructura de primeros auxilios o la presencia de un grupo médico interdisciplinario o suceden tragedias como en la de Barranquilla donde el 27 de enero del 2014 hubo una conflagración que dejó 17 muertos. ***Y, mientras los anaqueles de los juzgados siguen acumulando polvo, en la primera semana del 2015 entraron 2.105 presos más a las cárceles nacionales. En una década se duplicó la población carcelaria de 62 mil a 118 mil reclusos. *** Y cada vez que hay un nuevo crimen mediático o feminicidios, violaciones a niños, delitos de cuello blanco, borrachos al volante que matan a 5 o más personas o guerrilleros que posiblemente firmen la paz, votamos porque se ‘pudran’ en la cárcel. Y, ¿es que hay cupo para tanta gente? ***Durante el paro del Inpec, otra organización que está en el ojo del huracán, muchos de los detenidos dormían en camiones y hasta en parques. Y el país se dio cuenta de que la utilización de los brazaletes, dizque para descongestionar las cárceles, fracasó pues en un año se fugaron 118 reclusos y otros delinquían desde sus casas. ***Y, ¿qué tal el grupo heterogéneo que hoy comparte el día a día en la Picota?: Emilio Tapias, quien no solo celebró una fiesta con vallenatos sino que hizo pintar la celda, Ramón Isaza, el coronel Robinson González, Porrón, el que amenazó al Tino y el hombre que se robó $15 mil en chocolatinas. Peor que eso, la cárcel resort de Tolemaida. ***Mientras el ministro de Justicia, Yesid Reyes afirma que se necesitarían $850 mil millones en 4 años para ampliar en 15 mil cupos la capacidad carcelaria, y es partidario de eliminar el Inpec que tiene 57 sindicatos, existe una solución como la de los países europeos que resolvieron todos estos problemas con las granjas agrícolas. Colombia es un país agrario y la violencia ha desplazado a más de 4 millones de campesinos de sus tierras, ¿por qué no resocializar a una parte de los 118 mil reclusos a cielo abierto y pagándoles un porcentaje de las ventas?

VER COMENTARIOS
Columnistas