Espíritu de cuerpo

Espíritu de cuerpo

Febrero 21, 2014 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

O el presidente Santos tomaba el toro por los cuernos ante el escándalo de las irregularidades denunciadas por Semana, y que involucra a altos estamentos militares o asumía la misma actitud blanda y complaciente con la ultraderecha y un sector de las FF.MM., en el caso Andrómeda.***La llamada a calificar servicios del general Leonardo Barrero, comandante de las FF.MM. y de otros militares de alto rango, fue una decisión difícil para Santos. Ojalá que aquellos miembros del Ejército que son fieles a sus códigos de honor y de ética, no se amparen en el espíritu de cuerpo, para cohonestar con los desmanes de unas cuantas manzanas podridas que enlodan la Institución. Colombia entera reconoce el sacrificio de miles de soldados que han ofrendado sus vidas, que han sido víctimas de las minas y que sufren cautiverio. ***¿Cómo es posible que la extrema derecha acuse a Santos de estar persiguiendo al Ejército? ¿Acaso los militares tienen patente de corzo para delinquir? ¿Hasta cuándo Uribe pesca en río revuelto para descalificar toda acción del gobierno? ¿No son incuestionables los cínicos diálogos del coronel Róbinson González del Río, con el general Barrero cuando cita a otros generales, presuntamente involucrados en las anomalías de la contratación? ***Esas conversaciones giran alrededor de un tema tabú para el Ejército que son los falsos positivos. Ese terrible período que llevo a muchos jóvenes e inexpertos soldados a presentar campesinos como guerrilleros abatidos en combate. ***Ahora bien, la pregunta que se hace el país y el mismo Gobierno es: ¿Quién filtro a Semana las conversaciones de González? ¿Cómo es que el Ministro de la Defensa, no tenía ni idea de lo que estaba pasando bajo sus narices? ¿A quién le convenía que se destapara este escándalo? ¿Existe una división en el Ejército? ***Sin embargo, ojalá expertos evalúen la personalidad de este extraño y oscuro personaje que es el coronel González. Para cualquier avezado observador, se trata de un mitómano, que no duda en involucrar a personas inocentes en su enmarañada mente. ¿No dijo que Sigifredo López lo estaba ayudando berracamente? O, ¿no anunció que trabajará con la OEA en un proyecto de desminado, donde ganará $12 millones? Carretudo, ¿no? En manos de este Coronel, ahora metido hasta el fondo en La Picota, está el patrimonio moral de los generales que hoy lloran su retiro voluntario o forzoso, a raíz del más grande escándalo del Ejercito Nacional. ***Entretanto (1): ¡Qué valor el de Leopoldo López, líder opositor del gobierno venezolano, al entregarse a la autoridades en medio de una multitud que lo vitoreaba! Este hombre carismático está mostrando al mundo las tendencias esas sí facistas de Maduro. Ojalá que López no sea torturado por ese otro fascista que es Diosdado Cabello, el verdadero poder detrás del trono. ***Entretanto (2): Consuelo Lago estuvo unos días en mi casa. Me di cuenta de lo que significa Nieves en el imaginario caleño. Llamadas, invitaciones, solicitud de autógrafos, fotos. Nieves es como el cholado, el chontaduro, como ‘Cali Pachanguero’, mejor dicho, como las Tres Cruces.***Entretanto (3): Un abrazo de solidaridad para Luz Mejía de Obeso, para Adolfo Vera, mi médico de cabecera, para Julio Cesar Londoño. Y para el negrito Mina, una dosis enorme de paciencia y serenidad.

VER COMENTARIOS
Columnistas