Ensillar antes de...

Ensillar antes de...

Diciembre 11, 2015 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

No se ha posesionado aún el nuevo Alcalde, y ya le llueven críticas por todos lados. Lo descalifican porque lloró delante de tres mil personas durante el Congreso de Infraestructura en Cartagena, aduciendo que lo hizo “por falta de conocimiento de la actividad pública”. Que Peñalosa descrestó al auditorio con el muy estructurado programa para Bogotá, mientras Armitage no presentó ningún plan sobre movilidad, seguridad o salud. Y, que su discurso sobre la creación de empleo, se volvió repetitivo y hasta cansón.*** Y mientras los dueños de restaurantes y negocios nocturnos están felices con la ampliación del horario de la rumba, otros auguran el posible escalamiento de la inseguridad. Sostienen que a raíz de la crisis en el Hospital Universitario, el Duarte Cancino, la Clínica Uribe Uribe y otros centros de salud, la atención de heridos, enfermos graves y demás emergencias que se presenten en las fiestas decembrinas, agudizará aún más el problema hospitalario. ***No están de acuerdo con la “exagerada” cuota de cinco profesionales afro, como tema de inclusión. Sin embargo, hay que mirar las hojas de vida del próximo Secretario de Salud, el de Infraestructura, el de Bienestar Social o el de la directora de Comunicaciones, pero especialmente la de Óscar Gamboa, el excelente candidato a la Gobernación del Valle que en mala hora fue derrotado porDilian Francisca Toro. También descalifican a Antanas Mockus como el gran asesor de Cultura Ciudadana, por los voluminosos honorarios que acostumbra cobrar. *** Nadie puede cuestionar el nombramiento de Armando Garrido en Metrocali. Su brillante gestión en la dirección de Comfandi, será la carta de presentación a la hora de negociar con los propietarios de buses que se niegan a chatarrizarlos; con algunos inversionistas del MÍO, que pagan impuesto así sus vehículos estén en los patios, y también con los conductores de las ‘gualas’, tan discriminadas por la Cali moderna pero que a la hora de la verdad son el único medio de transporte hacia la ladera caleña. ***Tampoco se equivocó al designar a Cristina Arango en la gerencia de Emcali. Se trata de la joya de la corona de la ciudad, y la situación no está para nombramientos improvisados o cumplir cuotas políticas. Cristina es una profesional estructurada que como Secretaria de Hacienda liberó al Municipio del nefasto Sicali en que lo dejó engrampado el alcalde Apolinar Salcedo. *** Luz Elena Azcárate, quien se hizo al costado como candidata a la Alcaldía después de dirigir el Canal de Telepacífico, será la Secretaria de Educación. Y a propósito del Canal, se dice que la candidata para dirigirlo era la actual directora de Corfecali, Luz Adriana Latorre, pero ella prefirió seguir cosechando triunfos en esa entidad que rescató del gigantesco déficit que le dejaron pasadas administraciones y la puso a generar ganancias. El candidato de la ministra de Cultura es Argemiro Cortés. ***Tampoco entienden los inconformes de la Parroquia la indecisión de Armitage para ubicar a su alfil de cabecera, Nicolás Orejuela. Después de nombrarlo como Secretario General, de pronto lo reemplazó por Juanes, y al final dejó en ese cargo a José Fernando Reyes Kuri. Llovieron las críticas porque pensaba designar a Nicolás como Contralor, y ¡oh sorpresa! el jueves al mediodía anunció la creación de una nueva figura: la de Vice Alcalde. Es decir, que Orejuela será el Vargas Lleras de Armitage. ***¿Será que le damos un compás de espera al nuevo Alcalde para que arme tranquilo su equipo? No ensillemos antes de traer las bestias.

VER COMENTARIOS
Columnistas