Emcali: ¿Inviable?

Marzo 23, 2011 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Que la joya de la corona, el botín de los políticos corruptos, la empresa que fue modelo nacional en organización, tecnología y solidez financiera, intervenida por el Gobierno, es decir, Emcali, “no es viable y continuará destruyendo valor mientras no se separen los negocios”, afirma Jorge Enrique Ángel, gerente de Acueducto y Alcantarillado por casi cuatro años, y quien acaba de dejar el cargo, después de cumplir una gestión sin antecedentes. ***Ángel solucionó el problema más grave que tenía Cali: el continuo corte del servicio de agua en un 75% de la ciudad (250 suspensiones en 10 años) con la entrada en operación en octubre de 2009 del reservorio con capacidad de 80.000 m3. La decisión de construirlo fue un acierto del entonces gerente interventor, Eduardo José Victoria, quien entendió la urgencia e importancia del proyecto, cuyo costo fue de $15 mil millones. ***Mientras los políticos rapaces fijan su atención en la devolución, pensando que es la gallina de los huevos de oro, para Ángel , “Emcali, como empresa multiservicios tiene una estructura obsoleta, con tres negocios diferentes y un corporativo pesado con poco valor agregado, más después de la expedición de la Ley 142 de 1994, donde cada negocio tiene una regulación y un entorno de competencia diferente”. *** El ingeniero Ángel, hijo del médico manizaleño José Ángel Uribe, fundador junto con su hermano Gilberto de Laboratorios Ángel, el primer laboratorio clínico en Cali, es hoy, el profesional con más respetabilidad en el sector de aguas. Gestor de la creación del Viceministerio del Agua, fue presidente de Acodal, Comisionado de Regulación de Aguas y consultor nacional en la materia. Con un perfil bajo, gran visión de futuro y una honestidad profesional a toda prueba, deja la empresa de Acueducto en un punto muy alto en materia de política de aguas. ***Durante la gerencia de Ángel en Acueducto, se dio solución: 1) a las inundaciones en el norte y oriente de la ciudad, mediante la recuperación de la Laguna del Pondaje y repotenciación de estaciones de bombeo ($40.000 millones). 2) Elaboración del estudio de regulación del río Cali (Embalse de Pichindé) con trasvase del río Grande de la cuenca del Pacífico, lo cual garantizaría abastecimiento por los próximos 80 años. 3) Ejecución del proyecto de modernización del Centro de Control Maestro (el más moderno del país). 4) Sectorización hidráulica de las redes de acueducto. 5) Construcción del sistema de manejo de biosólidos de la Ptar Cañaveralejo (el mayor de su tipo en el mundo utilizando energía solar y biogás). ***Además, la optimización de las plantas de tratamiento del Río Cauca, Puerto Mallarino, Río Cali, la Reforma y la Rivera y una serie de proyectos en los cuales se invirtieron $760.000 millones en los últimos cinco años. (Se espera que el presidente Santos tenga en cuenta la calidad de funcionario que es Jorge E. Ángel, lo nombre en la gerencia de Emcali, y neutralice así la avidez de la clase política). ***Con conocimiento de causa, Ángel sostiene que en caso de romperse el Jarillón del Cauca, “dependiendo del tipo de falla, su localización y el nivel del río”, la inundación afectaría a 700.000 personas, “pudiendo dejar fuera de servicio a Puerto Mallarino -que abastece al 75% de la ciudad-, la Ptar, las estaciones de bombeo de aguas lluvias y subestación de energía de San Luis, generando un colapso de dimensiones inconmensurables”. ¿Qué dicen la CVC, el Alcalde y las autoridades ambientales?

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad