El silencio de los profesionales

Abril 08, 2011 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Como en una noria, los colombianos vemos todos los días el atraso en la infraestructura vial del país, los sobrecostos, la corrupción, la poca o ninguna vigilancia de los entes de control en el manejo de los bienes públicos, la ineficiencia de la Justicia que deja vencer los términos de casos que han tocado los linderos de la infamia, el derrumbe de la política de salud, la actitud de un Congreso al que sólo lo mueven las cuotas clientelistas, y siempre señalamos con el dedo a los políticos. ***Pero, me pregunto, ¿dónde están los profesionales, egresados de las universidades colombianas y del exterior, esa elite educada, que ha tenido el privilegio de tener una formación superior a la de millones que a duras penas finalizaron la primaria, o peor aún, de tantos campesinos y gentes de los barrios marginales, casi todos analfabetas? *** ¿Por qué el silencio de los ingenieros ante los abusos de los contratistas en obras de gran calado, como las de Bogotá (Grupo Nule), la Costa Atlántica, Girardot y Cali (las megaobras)? ¿Cómo es posible que en Europa y Asia construyan puentes dentro del mar, gigantescos túneles y nosotros no hemos podido hacer en 50 años un tunelcito de 8 kms. en La Línea, y cuando lo hacemos está lleno de errores de cálculo, y sin el debido control el Gobierno le entrega al contratista más de la mitad del costo de la obra? ***¿Acaso no existen entidades que agrupan a ingenieros, arquitectos, médicos, abogados? ¿Cuándo se han pronunciados estas asociaciones ante la falta de ética y profesionalismo de toda esa caterva de contratistas, como los Nule, o del cobro inusitado de las medicinas y el abuso de las EPS y por el lado de los abogados, mejor ni hablar? ¿Será que el silencio de los profesionales es porque se ven enfrentados a dos alternativas: o aceptar las reglas corruptas o mirar al otro lado, por egoísmo o por esa terrible enfermedad nuestra que es el individualismo? ***Entiendo que la Sociedad Colombiana de Arquitectos, Seccional del Valle, se pronunció a raíz de las 21 megaobras , y en especial por el hundimiento de la Avenida Colombia, pero ese pronunciamiento nadie lo conoce, ¿por qué no se le dio difusión? Es triste confirmar también que las triquiñuelas de los grandes trusts de contratistas contra el Estado, son producto de los malabares jurídicos que hacen tantos abogados inescrupulosos. Pero, los jueces y hombres de leyes con ética, ¿qué han hecho para destapar tales maniobras? ***Y los médicos que fueron maniatados por la increíble Ley 100 de Uribe. ¿En qué momento han protestado, como sí lo hacen en la intimidad de los consultorios? El mutismo de tantos médicos y especialistas ante el abuso de las EPS, ¿no los convierte en cómplices de un sistema ineficiente y corrupto, que considera la salud un negocio y no un derecho, y del cual son ellos los más perjudicados? ***Y, ahora que está en discusión la propuesta de Santos de privatizar una parte de las universidades públicas, y los muchachos de hoy ya no tiran piedras sino papas bomba, también hay que cuestionar el tipo de profesionales que se están formando, cuando tantos de ellos, después de pagar astronómicas sumas (especialmente en las privadas), salen a manejar un taxi o a entrar a la triste condición del rebusque. ¿Será que la educación académica es tan mediocre, que los profesionales colombianos no son capaces de agruparse y de trabajar por su país, antes de que los políticos y los contratistas corruptos lo acaben?

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad