El nuevo Mindefensa

Junio 26, 2015 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Llega Luis Carlos Villegas al Ministerio de Defensa en un momento crucial del proceso de paz, amenazado por estallidos de oleoductos, ríos contaminados, pueblos sin luz, aviones que estallan en el aire o son víctimas de minas, mensajes retóricos que se cruzan los plenipotenciarios de La Habana, partidos políticos tratando de pescar en río revuelto, con propuestas de papeletas inanes y, para rematar, el presidente Santos cabalgando en una paz herida por el pesimismo y la incredulidad del país, la soberbia de la guerrilla y su propia incoherencia . En fin. Si este maremágnum no lo endereza don Luis Carlos, nos llevó el diablo.***Villegas puso los puntos sobre las íes de lo que será su periplo como Ministro de Defensa. Su tono tranquiliza. El estilo que adquieren ciertos hombres con experiencia, don de mando y capacidad estratégica, hace pensar que el cambio de guardia en Mindefensa, ha sido un acierto. Sostuvo que “no hay que temerle a la estrategia del enemigo sino a los propios errores”. También dijo “que habrá más calle y menos escritorio”.***Le anunció a la guerrilla que será “un duro contradictor en la guerra y el más sincero, honesto y transparente interlocutor en la paz” y advirtió a los militares que “desde la política defenderé las Fuerzas para que puedan dedicarse a su oficio sin que se dejen usar o influir malintencionadamente”. Tiros de Bolívar para que los ataje Santander. ***Villegas tiene el respaldo de la empresa privada, del Gobierno, de los militares de reserva y hasta de los miembros de las Farc en La Habana. Ojalá que el tono del ministro saliente, que tantos aplausos recibió de sectores radicales del país, cambie sustancialmente con Villegas. La calle de honor en los cuarteles, las almibaradas frases de Santos en su despedida y las mismas palabras de Villegas, contrastan con la percepción que tienen muchos colombianos sobre Pinzón, quién por cuenta de su reiterado discurso pendenciero, lo único que logró fue la más aguda polarización contra el proceso de Paz.***León Valencia, columnista de Semana, enumera las posibles omisiones de Pinzón, en el manejo de la cartera de Defensa: 1) Evitar que las Bacrim volvieran a tener el poder que hoy tienen (¿vieron la entrevista del domingo a ‘Pantera’, jefe de las Bacrim en Medellín, en los Informantes? ¡Qué susto!) 2) No permitir que las FF.MM. actuaran soterradamente contra el Proceso de paz y filtraran información para Uribe. 3) Atacar los fenómenos de corrupción en las filas.***4) Acompañar a los reclamantes de tierra y no dejarlos matar.5) Facilitar que los labriegos del Catatumbo se apartaran de la guerrilla y le cogieran cariño al Estado. 6) Contribuir a que la opinión pública le apostara a la reconciliación del país.***Si Pinzón, después de su ‘exitoso’ desempeño como ministro de la Guerra y no de la Paz, ahora inicia su carrera diplomática en el cargo más apetecible para cualquier candidato a la Presidencia, que es la Embajada en Washington, habrá que cruzar los dedos para que esa generación vociferante no llegue a manejar el posconflicto.***Entretanto: Pedro Alcántara y su esposa, la fotógrafa Mónika Herrán, fueron víctimas el pasado 10 de junio de un atraco en la vía a Cristo Rey, sector La Reforma (km. 7, frente al mirador). El ilustre pintor vallecaucano esperaba a su mujer en el carro mientras ella tomaba unas fotos para la Alcaldía. Dos pandilleros los amenazaron con revólver, arrebatándole a Mónika su equipo de fotografía. El Alcalde ordenó seguridad para la pareja, pero entonces, ¿qué hace el patrullero que está en la vía a Mameyal?

VER COMENTARIOS
Columnistas