El Fuero Militar

El Fuero Militar

Diciembre 14, 2012 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Pocas Reformas como la del Fuero Militar han generado tanta controversia en el Gobierno, el Congreso, las Fuerzas Militares, organismos internacionales, ONG, analistas de derecha y uno que otro columnista. Tras discutir por espacio de 6 horas el Senado aprobó el proyecto con 54 votos a favor y 5 en contra.***Mientras Human Rights Watch, la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos le advirtieron al Gobierno que la reforma sería un paso atrás en la lucha contra la impunidad, especialmente en el tema de los falsos positivos, el ministro Juan Carlos Pinzón defendió la tesis de que “los soldados y los policías son los primeros defensores de derechos humanos”.***Y aunque el proyecto sólo será promulgado por la Presidencia en marzo, preocupa cómo la Justicia ha manejado los l.700 casos de ‘falsos positivos’ que tienen en la mira a 4.000 militares presuntamente implicados. ¿Qué pasará con las madres de Soacha y las de la Costa Atlántica, que deambulan por todo el país, buscando en fosas comunes a sus muchachos disfrazados de guerrilleros?***Dos casos concretos: el del coronel Byron Carvajal, el del fuego amigo en Jamundí, y el sargento Muñoz, que violó y mató a tres niños en el Meta, fueron manipulados por los altos estamentos castrenses, para dilatar la condena de estos delincuentes. ¡Y eso que no eran tribunales militares sino civiles! *** El Ejército y la Policía tienen el respeto y afecto de Colombia. Basta ir por las carreteras para percibir la gratitud cuando la gente los saluda con el dedo pulgar. Nadie duda del sacrificio que realizan en selvas, montañas, contra el narcotráfico y la delincuencia. Hay hombres de honor, como el sargento Rodrigo García que prefirió el atropello de los indígenas del Cauca antes que disparar en legítima defensa. Y hay generales que han pasado por las filas con merecimientos por su valor. No todos son Santoyos.*** Y es ahí donde se equivocan los que consideran que “la justicia de las víctimas no puede pasar por encima de la injusticia con la Fuerza Pública”. Los militares que actúan bajo los principios del derecho humanitario, que tienen reservas éticas frente al enemigo, que no abusan de su autoridad, ni tienen conflictos de personalidades sicóticas, no necesitan de ningún fuero que los defienda.***Las Fuerzas Militares tendrán que cambiar de estrategia para convocar reclutas: realizar estudios sicológico a quienes presten servicio militar. No basta con tener buen estado físico. Existen enfermedades mentales: esquizofrenia, bipolaridad, depresión y drogadicción. Con ese filtro, los soldados sanos actuarían en combate sin traspasar los peligros de la demencia y las pulsiones sicóticas, como ha sucedido con Carvajal, Muñoz y otros que sacrificaron campesinos y jóvenes, para justificar su cuota de guerrilleros dados de baja. ***Entretanto (1): Si en las FF.AA. llueve, en la Iglesia no escampa: al padre Llano lo callaron sus superiores por pensar distinto. El arzobispo de Bogotá, Rubén Salazar, que parecía tan independiente, tuvo que echar para atrás algunos conceptos libertarios que pronunció hace pocos meses. Ahora parece congelado. Pero no todo es statu quo en la iglesia: el Papa le está haciendo la competencia a Uribe en el Twiter. ¡Válgame Dios¡ ***Entretanto (2): La iluminación navideña demuestra dos cosas: 1) que mejoramos en materia de estética. Ya no vemos las calles inundadas de monigotes como en la era Ospina, y 2) Da la sensación de austeridad. Felicitaciones, Alcalde.

VER COMENTARIOS
Columnistas