El Congreso perdió el año

Noviembre 16, 2012 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Dice Roy Barreras que “patear el Congreso es un deporte nacional”, pero, ¿no habrán hecho hasta lo imposible los ‘honorables’ padres de la Patria, para merecerlo? Veamos por qué: en primer lugar, la muy perversa reforma a la Justicia, que mostró al país las entrañas de un Congreso sin ética, que aprueba leyes sin leerlas, que legisla en razón de sus privilegios, que saca de su sombrero de prestidigitador corrupto, micos y orangutanes. *** Segundo, la modificación de los sueldos para secretarios y subsecretarios del Congreso, el 25 de abril, mientras se discutía la reforma a la Justicia. Según Decreto 0854, los secretarios generales de Senado y Cámara devengarán, a partir de enero 1 de 2012, un sueldo básico de $10.247.298, más tres primas de gestión, técnica y de antigüedad. Total salario mensual: $21.695.315.***Súmele a lo anterior, prima semestral: $40.989.192; bonificación de dirección: $20.494.596; prima de Navidad: $20.494.596; prima de vacaciones: $70.247.298; bonificación por servicios: $7.173.108. El total devengado por año para este par de funcionarios es de $359.742.570.***Sin esperar a que el presidente Santos presentara la terna para elegir nuevo Procurador, el Congreso en pleno, con muy escasas excepciones, anunció públicamente que respaldaría la reelección de Alejandro Ordóñez, quien tiene como as bajo la manga un sinnúmero de investigaciones de sus propios electores.***Tampoco fue afortunado el manejo, por parte del Congreso, de la enfermedad de Angelino Garzón. Roy Barreras logró que todo el país apoyara al astuto Vicepresidente, pues quedó como la víctima del ‘camaleón’ que se atrevió a perseguirlo en medio de la adversidad.*** Este Congreso perdió el año. En las redes sociales hay una propuesta de revocatoria que lidera el abogado Édgar Victoria González, y la cual crece como espuma todos los días. Según la revista Semana existe operación tortuga en el Capitolio al aplazar el séptimo debate del fuero penal militar en la Comisión Primera, “porque no hay ponencia, ni ponentes”; por bajo quórum no se pudo discutir el proyecto de unión civil para parejas del mismo sexo; en la Cámara están pendientes proyectos como la Ley de Código de Policía y la reforma a la Ley Quinta del Congreso; se aplazó la plenaria del Senado por baja asistencia y no se votó el aplazamiento de la fecha de elección del nuevo Procurador. ***El Tiempo hizo una encuesta sobre el desempeño de los congresistas, y ganó de lejos Jorge Enrique Robledo. Es un hombre serio que no improvisa. Sus debates son rigurosos. Interesante que no haya aceptado la presidencia del Polo, ni su posible lanzamiento a una candidatura presidencial. Ya hemos visto que la izquierda colombiana nunca podrá tener un Lula. O si no, miren a Petro, un excelente congresista pero un pésimo alcalde.***Entretanto: Magistral la conferencia del psicoanalista Óscar Espinosa en la Biblioteca Departamental sobre el erotismo en la opera. Le sugiero a Olga Lucía Navia que la repita. El lunes 19 de noviembre será el homenaje a Martín Wartenberg en el Club Colombia. Su paso por la Clínica Valle de Lili, es motivo de agradecimiento y admiración de todos los que en algún momento han sido atendidos por el calificado equipo médico de la Fundación.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad