Duelo e inclusión

Duelo e inclusión

Diciembre 02, 2011 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Aunque la muerte de los tres secuestrados a manos de las Farc, el encuentro Chávez-Santos y el invierno que derrite montañas en Colombia, desborda ríos y mata más gente que la guerrilla, son los temas de actualidad, no podría referirme a ellos, pues estoy en pleno duelo por la muerte de mi hermana Grace que murió en Cali, después de vivir en Estados Unidos por más de 40 años y fue necesario traerla al país cuando el Alzheimer inició el terrible proceso de destruir su memoria. Por eso prefiero referirme a la Inclusión de los que nacen sin la plenitud de sus facultades mentales y cognitivas. ***El Instituto Tobías Emanuel , donde más de 500 niños y adultos recorren las blancas estructuras de la Casona de San Fernando, gracias a la labor del más calificado equipo de profesionales, liderados por Leonor Salazar, lo han convertido en un referente internacional en el manejo de personas con discapacidad mental hasta conducirlas a su Inclusión en una sociedad que excluye, descalifica y somete al ostracismo a las minorías.***En días a pasados, se dieron cita en el Tobias Emanuel, periodistas y dirigentes del Valle, para conocer de cerca esta gran Institución. Eduardo José Victoria, miembro de la Junta Directiva, pronunció unas palabras de bienvenida, que conmovieron a muchos de los presentes. He aquí algunos apartes de su discurso:***“Desde mi niñez asimilé que las consecuencias de los diferentes tipos de discapacidad congnitiva, eran apenas previsibles. Veníamos de una ciudad donde el papayo, que muchos miraban con tono burlesco, representaba algo realmente muy lejano y duro: era el árbol referente del ostracismo, de la distancia entre el niño con discapacidad, su familia y el mundo exterior”.***“Su mundo se circunscribía al solar y su cuarto, espacio vital que se achicaba cuando llegaban las visitas, y que se evaporaba hacia la incertidumbre cuando faltaban sus padres, esos dos ángeles que acompañan sin renunciar jamás, la carencia de ciertas facultades, frente a las amenazas de un mundo hostil y a la incomprensión de una sociedad que idolatra la perfección de algunos patrones, ciertos cánones de belleza y la inteligencia entendida como la habilidad para crear riqueza”.***“Al vincularme a la Junta Directiva del Tobías se me abrió una perspectiva diferente: de ese mundo de resignación y exclusión era posible pasar a la esperanza y la inclusión. Entendí que allí no hay un mar de derrotados, si ellos recibían el estimulo adecuado y se les preparaba para asumir las oportunidades, junto con una preparación para valerse por sí mismos”.***“Lo que ustedes han visto, es el piloto del propósito: casas con apoyo donde cada niño cultive su independencia, su autonomía y autoestima. Si ustedes aportan, 147 niños que carecen de familia y oportunidades, podrán adquirir herramientas para enfrentar el mundo. Cada casa albergará 21 niños. Dado el éxito del plan piloto y con el apoyo del Banco de Occidente y la fe del Icbf en el profesionalismo y seriedad del Tobías, estamos adquiriendo otras 5 casas, para completar 7”. ***ENTRETANTO: Gracias por tantas muestras de solidaridad, con motivo de la muerte de mi hermana Grace.

VER COMENTARIOS
Columnistas