Dr. Ternura

Dr. Ternura

Diciembre 30, 2011 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Mañana termina el convulsionado 2011, tan difícil para este país asfixiado por la corrupción, la violencia, el crudo invierno y la polarización que creíamos haber superado con la llegada de Santos, pero que Uribe insiste en imponer de nuevo, a través de sus trinos en Twiter y utilizando como ventrículos a sus más obsecuentes voceros.***Nos acostumbramos a las columnas de José Obdulio Gaviria en El Tiempo, las diatribas matinales de Fernando Londoño, las declaraciones arrodilladas de Juan Lozano y Roy Barreras y hasta los desfasados comentarios de Pacho Santos por RCN. Nada que proviniera de los alfiles uribistas nos quitaba el sueño. Es más, no le dábamos crédito a sus análisis, declaraciones o controversias.***Pero estalló la presunta inhabilidad de la fiscal Morales, por su matrimonio con el cuestionado Carlos Alonso Lucio, a raíz de los duros cuestionamientos de cuatro destacadas periodistas, y comenzó la más feroz campaña de linchamiento político contra la Fiscal, orquestada por algunos furibistas, hasta que terció en la polémica el ex comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo, y ahí ¡fue Troya! ***Mientras agoniza lentamente este año me hago una reflexión: ¿Por qué Luis Carlos Restrepo, un académico, un siquiatra con prestigio, que supuestamente conoce las profundidades de la siquis humana y que escribió un libro bellísimo sobre la Ternura, sufre un cambio tan extraño de personalidad? En sus declaraciones ante los medios, y especialmente en entrevista con El Espectador, descarga una furia incontenible contra todo y contra todos (¿catarsis?), hasta no dejar títere con cabeza. ***La falsa desmovilización del grupo Cacica La Gaitana y la participación de Olivo Saldaña (el falso guerrillero con cola de caballo), no quedaron debidamente aclaradas por Restrepo, pero sí se fue lanza en ristre contra Juan Manuel Santos, a quien tilda de “enano político que se monó sobre un elefante como Uribe y por eso llegó a la Presidencia”, por radio dijo que “Santos esconde bajo la capa, el puñal de la traición” (todo un bolero de Leo Marini).***Después de Santos se despachó contra el abogado Abelardo de la Espriella, “con quien tuve varios enfrentamientos en Ralito” e infiltra al rumor de que “tuvo injerencia en la elección del Fiscal Iguaràn”. No deja muy bien parado a Sabas Pretelt, “por establecer contactos paralelos con los paramilitares durante Ralito”.***Enfila todas sus baterías contra la fiscal Morales, cuando afirma “que es una mujer atrapada en su sentimiento. Es muy terca y va a defender su relación con Lucio y su cargo hasta el final. Y va a cometer errores”. De Lucio sostiene que “es un seductor, un Casanova, y como todo seductor tiene normas laxas. Es un hombre que no distingue entre lo legal y lo ilegal.”***Por último se metió con mi general Naranjo, a quien considero un militar de honor, cuando afirma que no confía en él, “porque es un sepulcro blanqueado. Lamentablemente me atravesé en cosas que a él no le conviene que se conozcan. Me lloró una vez en su oficina, pero le creo más a las lágrimas de Mancuso que a las suyas”. ***Vocifera contra los miembros del partido de la U, porque le quitaron las funciones políticas cuando lo eligieron presidente, y los llama tramposos, perversos, cínicos. ¿Creen ustedes que un hombre que vitupere en esa forma, ¿podría tener éxito en un dialogo de paz? ***Entretanto: Espero que el 2012 sea mucho mejor que este que agoniza. Entretanto, les deseo un buen año.

VER COMENTARIOS
Columnistas