¿Cuál es la ruta?

Octubre 28, 2016 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Mientras el Acuerdo de Paz pende de un hilo que peligra al vaivén de un Presidente debilitado, un líder de oposición que busca torpedear cuatro años de negociación, una clase política deshojando la margarita hacia el 2018, una elite que no cree en las Farc, y una guerrilla que se resiste a volver a la selva pero que tampoco acepta cambios a lo pactado, Colombia entera reza porque Santos supere el bache de este limbo amenazador y terrible.***La ruta a seguir no está en las voces de la izquierda ni en las frecuentes apariciones de Santos con su palomita en la solapa o en los gritos de tierra arrasada que pregona Uribe. ¿De pronto en las marchas y en los acampados de los jóvenes? Entre tanto, más de cinco mil guerrilleros, hacinados en sitios de reclusión, esperan el toque de corneta de la paz o el de la guerra. Siento que el panorama no está claro aún.***Pequeños gestos dan un respiro a la incertidumbre que nos agobia: 1) La posición coherente de Marta Lucía Ramírez, Camilo Gómez y Pastrana frente al ajuste del Acuerdo de Paz; 2) la petición del fiscal Martínez para que se tengan en cuenta a los operadores judiciales del país para actuar en el nuevo acuerdo y 3) la sugerencia de la Corte Suprema y el Consejo de Estado, de que la Jurisdicción especial para la paz sea integrada por colombianos.***Sin embargo, la politización de la Justicia y la lentitud para resolver delitos de lesa humanidad como el holocausto del Palacio de Justicia o los asesinatos de Galán y Jaime Garzón, no convencen de la conveniencia de cambiar la nómina del Tribunal de Justicia Transicional.***A última hora los líderes del No, con Uribe a la cabeza, han decidido pedirle cacao a la Conferencia Episcopal, especialmente a monseñor Luis Augusto Castro, que fue tan tibio y dubitativo en la campaña por el plebiscito, para que la Iglesia presione al gobierno en la conformación de un Pacto Nacional, algo así como otro Frente Nacional. El prelado nunca se comprometió con la aprobación del Plebiscito y es posible que tampoco estuvo de acuerdo con la posición firme y frentera del Arzobispo de Cali cuando pidió a los caleños que votaran honestamente. Hay que ver como lo denigraron.***Tampoco la iniciación del Acuerdo con el ELN trae buenos augurios. No han liberado a Odín Sánchez, y el Presidente se adelantó, como siempre, a ensillar sin traer las bestias. Nos movemos al compás de las hipótesis, entre los que ven el vaso lleno o a medio llenar. Ojalá Santos saque a relucir el estadista que lleva dentro y conduzca a buen puerto esta nave que zozobra.***PD: Bienvenida la renovación de Telepacífico, cuyo gerente César Galvis ha emprendido una ambiciosa reestructuración de un canal que se volvió caja de resonancias de los gobernadores de turno. Además de conformar un equipo de lujo con Marino Aguado, Lino Galeano, Mónica Bravo y Rodolfo Gómez, la gober Dilia creyó la apuesta de César, hijo del inolvidable reportero judicial,Armando Galvis, e invirtió $800 millones en el proyecto.La propuesta se inicia con entrevistas a hombres y mujeres afro, destacados en el ámbito nacional: Fernando Montaño, Mabel Lara, Hugo Candelario, Jhonny Hendrix y Mario Alfonso Escobar. El canal busca también rescatar nuestra identidad con un documental sobre Jairo Varela, que se titula ‘Busca por dentro’, canción que nos llena de nostalgia cuando estamos fuera del país, ‘El Paraíso’, pequeña serie que transcurre en un balneario situado en Pance, y otra cobre la idiosincrasia de las gentes del occidente colombiano: cómo hablamos, cómo bailamos, qué comemos. Con esa programación, ¡pa’qué Netflix!

VER COMENTARIOS
Columnistas