¿Ciegas y sordas?

Agosto 08, 2014 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Posesionado Santos II en la Plaza Núñez, en presencia de 11 jefes de estado, 1 rey emérito, el director de la OEA, expresidentes, ministros confirmados y nombrados a cuentagotas, congresistas (¿fueron todos?), invitados ilustres y hasta la aún convaleciente doña Mechas, la opinión pública no acaba de digerir las últimas andanadas de las Farc contra la población civil y el ecosistema. ***He leído los análisis de los últimos días sobre la incoherencia de las Farc, su autismo político, su ceguera para entender que están echando por la borda la última oportunidad de salir indemnes de esta guerra maldita de 50 años. No entiendo, como no entiende el país, su soberbia y actitud demencial. *** El politólogo Germán Ayala, tiene una hipótesis: que las Farc “estarían sufriendo luchas intestinas, por parte de las unidades que están en Colombia, frente a una cúpula que descansa en La Habana y no está expuesta a la persecución de las fuerzas estatales y, por tanto, hay crisis de mando. Puede haber frentes confundidos en sus objetivos militares y políticos”. ***“Pero así como las Farc tendrían problemas con el mantenimiento de la unidad de mando en la estructura como organización armada, lo mismo puede estar pasando en las Fuerzas Militares. Baste recordar las explosivas declaraciones del exgeneral Rey en ‘Los informantes’ sobre el malestar en las filas contra el presidente Santos y el proceso de paz”, sostiene Ayala. *** Hay otro elemento importante en este largo y escabroso camino hacia la paz: ni el Gobierno ni la guerrilla han logrado transmitir los beneficios que traería el fin de la guerra. Santos se ha dedicado a ‘vender’ la paz en el exterior y a repetir como un loro la palabra paz, y la guerrilla en lugar de irradiar un mensaje de esperanza, intensifica la guerra con ataques aleves y discursos donde no aparece la palabra perdón, ni contrición, ni propósito de enmienda. ***Hay una película que narra los días en que Chile preparaba el Referendo para terminar con 11 años de la dictadura de Pinochet. Acosado el gobierno por organismos internacionales de derechos humanos, le dio la oportunidad a la oposición de 15 minutos diarios por televisión para difundir el mensaje contra la permanencia de Pinochet en el poder. Un oscuro publicista ideó una campaña de alegría y esperanza, y no de odio y confrontación, tragándose la rabia por las desapariciones y torturas en las mazmorras chilenas. Ganó el NO. ***Se podría hacer una campaña que refleje el futuro del país sin zonas vedadas, sin fronteras invisibles, sin ríos contaminados, sin campesinos sin tierras, sin desplazados, sin gente en los semáforos, sin secuestros, sin ataques a las torres de energía. En fin, niños que van a la escuela y no pierden la infancia con un fusil en la mano. Mujeres con bebes nacidos del amor y no de la violación. Ese sería el mensaje. ***Entretanto (1): Sofy y Ely nos quedaron debiendo la charla sobre la ciudad, pues ambas se limitaron a contar sus vivencias personales. El escenario: ‘Lugar de Dudas’, donde los jóvenes querían oír cómo fue el desarrollo urbano de Cali, con sus errores y aciertos, desde los años 50 hasta el 2014, especialmente Ely Burckardt, que como arquitecta, ha sido piedra fundamental en la transformación urbana de la ciudad. ***Entretanto (2):Si Phanor hablara, más de la mitad de la dirigencia política vallecaucana temblaría. No en vano estuvo al lado de 18 gobernadores del Valle, como asesor de Prensa. El sábado, Día del Periodista, Armando Garrido (afortunadamente no se nos va como Ministro de Trabajo) y la gente de Comfandi, lo despidieron con un grato homenaje, después de 11 años de estar vinculado a la institución. Buen viento y buena mar, querido Phanor.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad