¡Ay mi Buenaventura!

¡Ay mi Buenaventura!

Mayo 27, 2016 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

Menudo reto se ha trazado la gobernadora Dilian Francisca Toro de rescatar a Buenaventura de las garras de la corrupción, la pobreza, la violencia y la inequidad. Cruzaremos los dedos para que así sea.***El pasado fin de semana, mientras asistíamos al lanzamiento de la Plataforma Cultural de Promoción y Visibilización del Puerto, los periodistas observamos que aunque existen factores de desestabilización por coincidir allí guerrilla, narcotráfico, bandas criminales y contrabando, a lo que se suma la corrupción de los funcionarios de turno, el abandono del Gobierno Nacional y esa indolencia ancestral de los viejos habitantes que se escudan en que la pobreza es su destino per sé, está surgiendo una generación de profesionales, hombres y mujeres, dispuestos a dar la pelea por convertir a Buenaventura en la gran ciudad con el potencial que no ha sabido darle una dirigencia regional ciega y sin visión.***En medio del programa cultural, realizado cronométricamente por el comité organizador, con la misa en la Catedral y los cantos ancestrales de sus mujeres, el mano a mano oral entre Boniface Ofogo de Camerún y Mario Riascos de Buenaventura, según los maravillosos relatos de Aura Lucía Mera en sus columnas de El País y El Espectador, logré conversar con algunos de los profesionales que, sin duda, serán la fuerza de choque de la Gobernadora para sacar adelante al bello puerto del mar.***Todo parece indicar que las regalías para Buenaventura, este año, llegan a los $14.044 millones. Mientras que en el 2014, por un inexplicable fallo, la Corte Constitucional tumbó las regalías para la conservación de la biodiversidad en el puerto, que representaba el 15% de una cifra cercana a los $250 mil millones. Nadie, ni la Gobernación, ni el Acalde de turno, ni los secretarios, se mosquearon para presentar los proyectos.*** Se quejan algunos de estos profesionales por el arboricidio que produjo la construcción del boulevard (700 metros lineales que se inician en la Catedral y terminan frente al Hotel Estación), “como contribución a la renovación paisajística”, donde talaron árboles de más de cien años en la zona del antiguo parque Cisneros, el separador de la Estación de combustibles del centro y en el parque Gerardo Valencia Cano. “Y la CVC ni se inmutó”, dijeron.***En el anterior gobierno desaparecieron $45 mil millones destinados a la educación gratuita y cerca de $44 mil millones para el Acueducto y Alcantarillado. Por eso temen que ahora que el embarcadero turístico lo asuma nuevamente el distrito, pase lo mismo que con el Hospital que lleva dos años cerrado, como dijo en la homilía monseñor Epalza. Los profesionales remataron con este comentario: “Tres alcaldes fueron destituidos y terminaron su mandato en la cárcel”.*** Con Auralú escogimos las parteras del Pacífico para nuestro próximo reportaje. Mujeres que mezclan el conocimiento ancestral con la tecnología. Fue una gran experiencia conversar con Rosmilda Quiñones, la presidenta de Asoparupa, en su sede de La Independencia, que antes de la construcción de viviendas sociales, fue el barrio más lejano del casco viejo, a la salida para Cali.

VER COMENTARIOS
Columnistas