Apocalipsis

Noviembre 11, 2016 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

El triunfo de Donald Trump produjo el mismo estupor, indignación, rabia, desilusión y desesperanza que el Plebiscito colombiano y el Brexit británico. Democracias que a través de votaciones vergonzantes, que no dan la cara, contribuyeron a resquebrajar la solidez del orden social de naciones como la norteamericana y la inglesa, y contra la paz colombiana.***¿Cómo explicar que una sociedad ejemplar como la norteamericana, modelo de libertad y justicia, haya escogido como Presidente un hombre de las características de Trump y rechace a Hillary Clinton, una mujer inteligente, capaz y con experiencia?***Algunos analistas coinciden en que el voto por el magnate llegó de la población profunda norteamericana, la de los blancos de clase media que se siente desplazada por las corrientes migratorias procedentes de América Latina, que se cuelan por las fronteras, o bien, por los barcos cargados de ‘terroristas’ árabes, olvidando que ese es un país de inmigrantes, empezando por el mismo Trump, que es hijo de irlandeses.***Pero también se afirma que el fenómeno Trump es un amasijo populista, que se nutre de demócratas, republicanos, hijos de viejos inmigrantes, cubanos y venezolanos que odian a Fidel Castro y a Maduro, a quienes ha prometido el oro y el moro. Esa masa que lo sigue, nada tiene que ver con el high party de la ultra derecha, culpable de boicotear los proyectos de cambio del presidente Obama, y esa actitud monolítica contra la aprobación del uso de la marihuana, el aborto, el matrimonio de homosexuales. Temas que le importan a Trump un pepino.***El hoy presidente de Estados Unidos es un racista, un evasor de impuestos, un abusador sexual, un camorrista que insulta a todos el mundo incluyendo a su oponente, Hillary Clinton a quien insultó varias veces, durante los debates por televisión, hasta amenazarla con ponerla tras las rejas, por corrupta. Este sociópata, ¿es el que definirá la paz del mundo, no solo por su amistad con el ruso Putin sino teniendo a mano el timbre que escalará la tercera guerra mundial? Dios nos ampare, llegó el Apocalipsis.***El día de las elecciones, los medios de comunicación informaron minuto a minuto las incidencias, a través de debates, mesas redondas, cifras estadísticas y entrevistas con los votantes. Tanto las cadenas norteamericanas de televisión: CNN, Fox, la alemana DW, la BBC de Londres y las colombianas de El Tiempo, Cable Noticias, RCN y Caracol, se lucieron con las transmisiones, hasta las 2:45 de la madrugada, cuando exhaustos apagamos el televisor.***No había amanecido, cuando el factor Trump produjo el desplome de las bolsas del Japón y de las norteamericanas Dow Jones, el peso mexicano llegó al mínimo y hasta el dólar colombiano sintió el remezón ‘trumpiano’. Solo las palabras de Obama llamando a la cordura, obraron como un bálsamo sobre nuestra desesperanza.***PD: A propósito, a juzgar por las palabras de Iván Márquez desde La Habana, el preacuerdo con las FARC, no será cosa de días, como lo anuncia Santos, a cada momento. Las 400 sugerencias de Uribe, los Pastores, Marta Lucía, Pastrana y Ordóñez, tienen en las duras y las maduras a los delgados colombianos. Ojalá podamos comer natilla y buñuelos tranquilos.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad