Un museo de unas señoras

opinion: Un museo de unas señoras

“¿Qué es esto?Pues el Museo¿De qué?De unas señoras¿Y cómo se llaman las...

Un museo de unas señoras

Marzo 06, 2012 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

“¿Qué es esto?Pues el Museo¿De qué?De unas señoras¿Y cómo se llaman las señoras?Pues una se llama Maritza…”.(Martina)1968. Se inauguraba el Museo de Arte Moderno La Tertulia. Maritza Uribe de Urdinola afirmó al hacer su entrega oficial: “...Cali será la primera ciudad del país que ha construido un templo del arte…”. Su actual directora María Paula Álvarez se encontró en los archivos un artículo escrito por ‘Martina’, seudónimo bajo el cual yo escribía en esa época. Se titulaba ‘Un museo de unas señoras’. Cuatro décadas después coincide con la entrega oficial del bello edificio que alberga desde el viernes la Colección Permanente del Museo, con casi tres mil obras, que se irán rotando periódicamente.Este fue el sueño de las señoras. Ofrecer algún día al público la Colección Permanente más importante de arte contemporáneo que tiene Colombia. La utopía, el sueño, se hicieron realidad.Las palabras de Maritza en 1968 se cumplieron. María Paula Álvarez, su actual directora, desde el 2004 se obsesionó para conseguirse el dinero y poder adecuar el edificio con lo último en tecnología museográfica para poder presentar esta colección. Manolo Lago, arquitecto del edificio, asesoró y estuvo siempre al tanto de las modificaciones y adecuación. Sus curadores, Felipe González Espinosa, Nicolás Gómez Echeverri, Julián Serna Lancheros, Eías Heim Garnica y, naturalmente, Miguel González, curador titular desde 1978, fueron los encargados de esa delicada y casi intangible labor de ‘colgar’ la colección.El viernes, al atardecer, con el teatrino hasta las banderas, los jardines colgantes iluminados, una media luna que se asomaba curiosa y el edificio el Barranco al fondo, donde vivió Maritza, tal vez ella asomándose por el balcón y sonriendo, se entregó la sede para La Colección.Los que hemos sido testigos de la evolución de La Tertulia sentíamos un nudo en la garganta. Aplausos en ovación agradecida a Gloria Delgado Restrepo, su directora desde 1973 hasta 2004, y a Miguel González. Ellos consagraron su vida, energía, inteligencia a adquirir, en los festivales de arte, exposiciones rotativas, individuales y colectivas, esta colección que muestra lo mejor del arte contemporáneo. Seguirán asesorando. Su experiencia es indispensable.Ministerio de Cultura, Gobernación, Alcaldía, Comfandi, empresa privada y patrocinadores particulares creyeron en este proyecto ambicioso y aportaron. Casi tres mil millones recaudados. El resultado, un espacio de tres pisos que alberga tesoros. Poner de nuevo La Tertulia, como soñó Maritza desde el comienzo, como la primera ciudad del país con un templo al arte contemporáneo.Recorrer esas salas imponentes, perfectamente iluminadas, con la temperatura precisa, es como encontrarse con viejos amigos que hacía tiempo no veíamos. Abullarach, Jim Amaral, Beatriz Daza, Beatriz González, Pedro Alcántara, Omar Rayo, Bernardo Salcedo, María Thereza Negreiros, Lucy Tejada, Enrique Grau, Obregón, María de la Paz…Cali con este logro está nuevamente en la cima cultural. Gracias Maritza, donde estés. Gracias Gloria. Gracias Miguel, Gracias María Paula. Cuando se sueña con determinación, estos sueños se convierten en realidad. Colombia entera está invitada a recorrer estos espacios sagrados, silenciosos, llenos de la energía sublime que producen las obras de arte. Un espacio de recogimiento, para todos aquellos, mujeres, hombres, jóvenes y niños que lo quieran disfrutar.

VER COMENTARIOS
Columnistas