¡Tumben el separador!

¡Tumben el separador!

Noviembre 16, 2010 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

No sé quién diseñó el separador de más de seis kilómetros de largo en la vía Panamericana, que va desde el Valle del Lili hasta Jamundí . De lo que sí puedo estar casi segura fue de que “se la fumó verde”, porque a nadie en sus cabales se le ocurre dejar incomunicado el norte del sur en forma ininterrumpida, como un muro de Berlín, pero vial.Los que tienen la desgracia de vivir un poquito más allá del único retorno que existe, antes del ‘Geisha’, y van de norte a sur, tienen que llegar hasta Jamundí, leáse bien, Jamundí, para arribar a sus casas. Los que visitan el Cementerio Metropolitano del Sur, después de dejar la lágrima o la flor o el enano de yeso en el terreno donde reposan sus seres queridos, tienen que llegar a Jamundí, leáse bien, a Jamundí, para devolverse a sus casas. Los que habitan en el sur y quieren ir al triste camposanto tienen que llegar al único retorno en la rotonda y devolverse para poder acceder a él. Los buses de colegio ídem, de sur a norte o de norte a sur.Es inconcebible. No tiene ninguna explicación lógica cómo aprueban esta barbaridad. Esta barrera infranqueable que, afortunadamente, ya empezaron a demoler los afectados, ya sea por estrellones, o a punta de picos y palas para tener un retorno asequible.¿Quién se lucró con esta obra? ¿Quién dio los permisos? ¿Quién aprobó el proyecto? Esta obra vial es una falta de respeto con la ciudad y con todos sus habitantes. Estoy segura de que Cali también sufre de carruseles de contrataciones. No de otro modo se explican éstas y otras obras que salen como conejos del sombrero sin ninguna planificación ni lógica.Otra monstruosidad donde no hay más muertes porque la ciudad tiene un angel de la guarda muy eficiente es la salida de Makro y la odisea que es retornar al sur. Sálvese el que pueda. Cerrar los ojos, encomendarse al Altísimo y apretar el freno o el acelerador.Si así se van a construir las famosas Megaobras que son un monumento al Mega Ego del alcalde de turno empeñado a toda costa en pasar a la inmortalidad… Y no lo dudo porque generaciones futuras se acordarán de él y sus familiares, sin pensar que muchas de estas obras quedaran al garete, sin terminar y que “el que venga atrás que arree”.P.D. ¿De qué oscura cueva de la Inquisición salió el nuevo director del Partido Conservador? ¡Auxilio! Nos arrasan vientos de ultraderecha cavernaria. Y no es el único…. El fantasma de los curuchupas, opusdeisanos, trogloditas y tenebrosos nos amenaza.Espero que Colombia reaccione y liberales, verdes, polistas y seres apolíticos, pero normales, defiendan a capa y espada a mujeres, hombres, niños, viejos que se atreven a pensar diferente y proponer vientos de respeto y cambio. A este nuevo especimen, que no tengo ni idea de donde salió, deberían encerrarlo en las cuevas de Altamira. No sé en que estaba pensando el otrora ‘glorioso’ Partido Conservador cuando lo designaron.Que el verdadero Dios, no el godo, nos coja confesados. Qué viva la libertad de culto, el matrimonio heterosexual, el homosexual, el aborto cuando es necesario, el progreso, el respeto. Que se condene la pederastia, el abuso de hombres disfrazados de autoridad eclesiástica, académica o militar. No a la Inquisición.

VER COMENTARIOS
Columnistas