Televenta de milagros

Mayo 29, 2012 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Domingo en la noche. Séptimo Día con Manuel Teodoro. Desenmascara los negociados que hacen por el método de ‘televentas’ e internet, vendiendo la Cruz del Gólgota. Prometiendo el oro y el moro, sanaciones, milagros, curaciones repentinas. Enfermos terminales que la adquieren para sanarse de cánceres, fibromalgias, diabetes. Sostienen que está hecha de roca del Gólgota, oro de 18 kilates, semillas de mostaza auténticas de la época de Cristo, etc.Una de las ventas mentirosas que abundan dentro del espectro magnético y del virtual. Pícaros que trafican con el miedo de las personas a la muerte y a la enfermedad y se convencen de que apretando una Cruz de estas en el pecho, los sacará saltando lazo de las salas de cirugía. Así como los culebreros del centro de Bogotá, los que ofrecen la pulsera magnética que equilibra las energías. Recuerdo una época en que se vendía como pandebono la Cruz Magnética del Gran Poder, cuyo promotor, conocido como el Zorro de Toledo, era un español que no pasó de maletilla, pero se forró con su invento. Hizo su américa.Llama la atención que la religión Católica es la única que comercia reliquias, trocitos de huesos de santo, la lengua de santo Domingo, cenizas sagradas. Un verdadero tráfico de milagros, en nombre de Dios. La famosa agua de Lourdes, ya embotellada comercialmente, y para no irnos tan lejos, los milagros de la famosa ‘niña de Piendamó’. Actualmente los salesianos tratan de mercadear al Divino Niño...Ahora se llama ‘publicidad engañosa’ a estas patrañas. Pero no son las únicas. Tal vez llaman más la atención por ofrecer curas milagrosas, riqueza, felicidad eterna. Pero pasa igual con Coca Cola, las margarinas, los líquidos de limpiar inodoros donde aparecen unas mujeres sonrientes y al borde del orgasmo bailando con el trapeador en la mano, o besando a su marido mientras revuelven la sopa. Las cremas ídem. No sólo Revertex. Todas. Un toque de esas pócimas mágicas con la punta de los dedos y las arrugas salen corriendo como cucaracha recién descubierta en el clóset.Y ya que el tema es televisivo, aviso desde ahora que NO veré ningún capítulo de ‘Escobar’. Me niego rotundamente a sintonizar la serie. Ya tengo bastante con los muertos diarios, las violaciones, los narcos actuales, para volver a revivir la grotesca vida de ese asesino demente. Puede estar filmada con la asesoría directa de la Cruz Milagrosa, y sus actores todos dignos del Oscar, pero repudio que en Colombia, una vez más, por el rating, nos vuelvan a llenar de sangre y violencia, recontándonos una de las épocas más trágicas y dolorosas de nuestra historia. La historia del narcotráfico, que todavía nos sigue estremeciendo y no hemos podido salir de ella.P.D. El duelo Montealegre - Montenegro está al rojo vivo. Fiscal y abogado se batirán a muerte por la suerte de Sigifredo López. Creo en su inocencia. Y si se comprueba, desde ahora pido la renuncia inmediata del Fiscal. De una Justicia mediocre, ahora estamos pasando a una Justicia culipronta y mediática. Como la telenovela del doloroso caso Colmenares. Por Dios. Un poco de respeto, decencia y prudencia.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad