Sofía

Sofía

Abril 17, 2017 - 11:55 p.m. Por: Aura Lucía Mera

‘Sofía o el origen de todas las historia’ es un libro que cae como anillo al dedo en estos momentos en que los misiles del ‘sheriff’ demente caen en Siria, y todos hablamos de Siria y ninguno sabemos muy bien ni dónde queda ese país, ni qué es lo que está sucediendo. Cuando los medios nombran Palmira, creemos que se refieren a la nuestra y no a la milenaria ya prácticamente destruida.

Su autor es Rafik Schami. Nacido en pleno Damasco. Se tuvo que exilar a mediados de los años 70 por razones políticas y se radicó en Heildelberg donde obtuvo su doctorado en Química, pero la pasión de escribir fue más fuerte y formó parte del movimiento literario Sudwind, dedicándose a escribir y apoyar la población siria en alemán e inglés.

Sus obras anteriores son ‘El lazo oscuro del amor’ y ‘El secreto del calígrafo’, que le valieron varios premios y han sido traducidas a más de treinta idiomas.

En Sofía se remonta a su infancia, sus juegos infantiles, los olores y el aroma de las calles de Damasco.

Después de un exilio prolongado, la añoranza lo hace retornar a su país para encontrarse con familiares, los padres ya mayores, y descubre que lo espera una realidad amenazante. Donde la traición, el odio, el espionaje estatal y la libertad no existen más, topándose con la ciega brutalidad del sistema.

- “¿En qué piensa la gente en sus casas a estas horas? ¿Qué saben de los perseguidos, los detenidos, los desterrados? ¿Nada? ¿O saben mucho y fingen no saber nada? En este país se siembra la indiferencia en el alma de las personas. Sólo un sirio indiferente es un buen sirio”.

“- ¿Qué tipo de sociedad ha producido Al Asad en esta fábrica de miedo? Los sirios, el pueblo más vocinglero del Oriente. Son en la actualidad seres abatidos, cobardes y hablan en voz baja. Se humillan y obedecen”.

“- Cuando un hombre inocente es tachado de criminal y los demás callamos, somos nosotros los criminales”.

Sofía. Un libro en que entrecruzan amores, desamores, enfrentamientos y rechazos y ejemplos de convivencia entre cristianos, judíos y musulmanes. Intrigas y terror. Y de paso, nos abre una ventana a los que desconocemos la historia de ese país embrujador, cuna de civilizaciones y en lo que se ha convertido en la actualidad.

Un conflicto de siglos que cada día se vuelve en un rompecabezas más difícil de volver a armar, y que ningún misil ni amenaza alguna podrá arreglar.

Trump coquetea con la tercera guerra mundial y los organismos internacionales son incapaces de actuar. Por lo menos Rafik Schami nos ayuda a través de sus páginas a asomarnos un poco al misterio de esa cultura y a la complejidad de su historia. Los invito a leerlo.

***
PD.
Otro imperdible es ‘La niña alemana’ del cubano Armando Lucas Correa, quien desenmascara esa historia vergonzosa y oscura cuando impidió que más de 900 judíos que huían del nazismo en el barco St. Louis, pudieran desembarcar, devolviendo casi su totalidad a una muerte segura.

Historia que Cuba ha querido borrar haciendo desaparecer los documentos de sus archivos nacionales. El domingo pasado Gaceta publicó un excelente reportaje con su autor.

Ojalá pudiera este valiente escritor acompañarnos este año en el Festival de literatura Oiga, Mire, Vea. Sería un regalo para los caleños.

VER COMENTARIOS
Columnistas