¿Quién responde?

Agosto 21, 2012 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Al fin el alcalde Guerrero, quien sin alarde está reestructurando esta ciudad fragmentada, llena de ollas tapadas, de contratos sospechosos y de mil triquiñuelas... recordemos que recibió una herencia de más de doce años de manejos cuestionables. Al fin terminó la vagabundería del contrato con Sicali. Uno de los mayores atropellos que ha sufrido la ciudad en cuanto a malversación de fondos públicos. Un contrato que desde su inicio fue torcido, amañado, grotesco. Se acabó esta horrible noche patrocinada por Apolinar y sus secuaces. Ahora mi pregunta es ¿quién responde? ¿Apolinar y compañía se van a quedar tan orondos? ¿Una simple destitución de alguien que jamás debió ser elegido basta? ¿Ahora todos los que se repartieron esta torta siniestra y lucrativa seguirán tan tranquilos en sus casas? ¿O las Ías, Procuraduría, Fiscalía, Contraloría y todos los organismos de control serán capaces de abrir una investigación a fondo y encanar a algunos de estas joyitas? ¿O seguiremos tan campantes? Bien por el Alcalde. Pero las sanciones drásticas tienen que llegar. ¿Quién responde?Otra perla. El País en su edición del 16 de julio, en su página A2 titula con bombos y platillos que Rodrigo Jordán, gerente de Corfecali, tendrá un presupuesto de $3.500 millones para la rumba decembrina. Salsa, desfiles, cabalgatas y todo lo que sabemos. Sin embargo en la página A3, también en titulares nos informa que “Los programas sociales están en aprietos”. Dos mil ancianos viven en las calles. Los ancianatos atienden casi mil personas. No tienen un presupuesto adecuado. Incluso un honorable concejal, Carlos Hernán Rodríguez “se mostró preocupado por la pobreza de la Secretaría de Acción Social”. El Hogar de acogida a mujeres maltratadas está en espera de los recursos. Quién responde por este despropósito e incongruencia. El mismo día nos anuncian con bombos y platillos que sí existe dinero para la rumba pero que los proyectos realmente importantes están al borde del estancamiento. ¿Vale más la rumba que la dignidad de los más desprotegidos? Me extraña estos dos titulares contradictorios, en una Alcaldía manejada por el burgomaestre que se ha caracterizado siempre por su sentido de responsabilidad social. ¿Quién responde?Sigifredo López fue víctima de una ‘justicia’ irresponsable, mediática, arbitraria, vergonzosa. Creo que su integridad moral está intacta. Siempre creimos en su inocencia y en el atropello de que estaba siendo víctima. Ahora el actual Fiscal, con su carita redonda como huevo duro, hace alarde de un cinismo sin precedentes. En la entrevista televisiva de Semana realizada por Jimena Dusán, con preguntas categóricas y frenteras, respondió en términos abstractos, abusando de palabrería jurídica, sin que se le moviera, no un pelo, que no tiene, sino un solo músculo de la cara. Vergüenza. Por ética, como lo dije en una columna anterior, si tuviera un ápice de ética, debería renunciar, con varios de sus sanedrines. ¿Quién responde? Sigifredo. Nunca perdiste la honra. Seguirás mirando siempre de frente. Pero aquí no renuncia nadie.Se sabe que tras el empujón a Viviane Morales para tumbarla de la Fiscalía, están los altos poderes de la ultraderecha. Ella había ordenado llevar al Pincher y sus agroingresos hasta las últimas consecuencias, lo mismo que ciertas investigaciones sobre paramilitares. Resultó incómoda. Viviane dio una papaya afectiva, y la empujaron al abismo. Viviane, mujeres como tú necesita Colombia. Volverás. ¿Quién responde por estos golpes matreros a una funcionaria ejemplar?P.D. Jackeline Rentería. Gracias por representarnos. Por tus triunfos. Eres ejemplo de que la disciplina, la constancia, la pasión y la mística nos llevan a realizar nuestros sueños. Con lágrimas emocionadas compartimos tus logros. Eres un ejemplo en medio de tanto caos. Una sugerencia. Sigue en tu disciplina. No te metas en política. No te dejes manipular.

VER COMENTARIOS
Columnistas