¿Popular?

¿Popular?

Julio 14, 2015 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

El Banco Popular, “el de los colombianos”, el que maneja y manipula las pensiones de los jubilados, de Popular no tiene sino el nombre.Pertenece al conglomerado insaciable del Grupo Aval, léase Luis Carlos Sarmiento Ángulo, quien hace muchos años inició su imparable carrera para convertirse a costa de lo que fuera en el Rico Mac Pato de los colombianos.Lo logró. A veces me lo imagino como a Scroggie Mac Pato, con los ojitos dando vuelta y en las retinas signos de pesos, cada noche cuando mira los balances de su conglomerado. Recuerdo un letrero llegando a Los Viñedos de La Unión. “El tiempo es oro, no lo malgaste haciendo plata”. No lo debe haber visto.Mi amiga pide un préstamo sobre su pensión, una pensión pírrica que no se compara con los años que trabajó en prestantes entidades, dejando corazón, vida y alma. La necesita para comprar un apartamento. Una libranza, con acuerdo de pagarlo anticipadamente.A los dos meses del préstamo acude a una sucursal del Popular en Cali. Dispuesta a cancelar la deuda en su totalidad.Sorpresas:- Solo puede cancelar con la autorización previa de la Oficina Principal.-Acude y ya los ‘tickets’ para los jubilados están repartidos.-Acude de nuevo a primera hora de la tarde... Una cola interminable. Logra el ticket.-Sube al tercer piso.-En el tercer piso le informan que tiene que volver al primer piso, para pagar $10.200 para hacer el trámite.-Baja al primer piso. Vuelve a hacer una cola interminable. Paga.-Sube al tercer piso con el recibo de pago.-Le informan que después de diez días hábiles le informaran cuándo puede pagar la deuda.-Sale desesperada, dispuesta a tomarse un tarro de folidol.Mientras tanto El Popular, el de los pensionados, el banco de todos, sigue jugando con su dinero un mes más.No tienen justificación alguna estas artimañas bancarias. Así juega Sarmiento Ángulo y su Grupo Aval con las pensiones de miles y miles de colombianos, muchos de los cuales se pasan el resto de sus vidas entre vueltas de préstamos y pagos, mientras que los bolsillos de Scroogie se llenan para que sus ojitos brillen dando vueltitas cada noche con los intereses de los préstamos de los pensionados.Vergonzoso. Inadmisible. El Banco Popular, antigua banca del Estado cayó en las garras de Sarmiento y por ende las pensiones de la clase trabajadora de este país, sigue siendo explotada sin piedad.Así como el periódico El Tiempo se convirtió en un panfleto manejado por los intereses económicos de Scroogie, así este conglomerado por llamarlo así, esta atenazado en sus garras todo el territorio colombiano.¿Qué se puede hacer?Nada. Por lo menos todavía puedo escribir esta nota de protesta. Me queda el derecho al ladrido y todavía no me lo pueden quitar. Sobra decir que no tengo un solo peso depositado en este pulpo Aval.PD: Prepárense caleños, en septiembre Cali se vestirá de letras. Oiga Mire Lea ya se aproxima. Un verdadero regalo para esta ciudad de la que se Habla Bien. ¡Y se lee bien!Escritores de la Talla de Héctor Abad Faciolince, William Ospina, Piedad Bonnet nos acompañarán en este Primer Encuentro Internacional de Escritores, coordinado por la Biblioteca Departamental y un grupo de caleñas y caleños enamorados de la palabra escrita, quienes con pasión están preparando todo, para este festín de letras. Oiga, Mire, Lea. Ya casi llega.¡El libro mas importante de mi vida: La alegría de leer, a él le debo esta adicción, de la cual no pienso salir jamás!

VER COMENTARIOS
Columnistas