¡Piloto por un día!

Agosto 23, 2016 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Recuerdo de infancia inolvidable las invitaciones a la Base Aérea Marco Fidel Suárez. El coronel Carlos Uribe era el director en ese entonces y las fiestas de cumpleaños de sus hijos Rodrigo y María Clara se celebraban en los jardines de ese bellísimo recinto, actualmente patrimonio arquitectónico y urbano de la ciudad. Pasaron los años pero el recuerdo quedó intacto. Helados, piñata, bombas de colores, juegos. Era para nosotros, ingresar en el paraíso terrenal.Regresé hace algún tiempo para dictar una conferencia sobre alcoholismo y drogadicción. Volví a sentir la sensación de estar en un recinto único, sagrado, arropado por árboles centenarios. Me sentí en casa.Me invita Patricia Tello de Armitage a conocer el programa ‘Piloto por un Día’. Encuentro que la Escuela Militar de Aviación ‘La Base’, como la llamamos los caleños, se ha expandido en servicios y actividades .Ya cuenta con Universidad propia con instalaciones bellísimas, arquitectónicamente armónicas con los edificios antiguos, con carreras de Ingeniería Mecánica, Informática, Administración Aeronáutica, Ciencias Militares Aeronáuticas, Formaciones de pilotos en vuelos acrobáticos, entre otras.Un desayuno opíparo en el casino, mientras el brigadier general Sergio Garzón y el coronel Luis Enrique Orozco, acompañados de sus señoras, jóvenes médicas ahora dedicadas a proyectos de responsabilidad social, nos compartían sus sueños y logros.“Estamos en el corazón de los colombianos y allí nos vamos a quedar”, afirma con entusiasmo el brigadier general Sergio Garzón.Durante el recorrido me quedo en el Planetario, joya de ocho metros de diámetro, con capacidad para sesenta espectadores, el primero de sus características en Colombia. Está abarrotado de padres de familia con sus hijos. El experto que nos va explicando, aunque ya está jubilado, sigue prestando sus servicios con pasión y conocimiento. Se apagó la luz y nos metimos en una noche estrellada, donde relucían planetas y danzaban con la rotación de la tierra. Experiencia mágica. Salgo a la luz de la mañana iluminada por un sol incandescente, el astro rey.El coronel de combate Rafael Ordóñez está al mando de contarnos las historias de los aviones, incluyendo el Fantasma, los helicópteros Blackhawk de rescate, y nos integramos con los niños participantes del programa Piloto por un Día, por el que han pasado más de cuatrocientos alumnos de colegios que miran con ojos de plato y boquitas abiertas estos aparatos, los tocan, ingresan y conocen sus secretos.Me impresiona acercarme al helicóptero de rescate. El que salva vidas, recoge jóvenes soldados mutilados, víctimas atrapadas en fuegos cruzados. Esa enorme polea por donde se deslizan héroes que arriesgan sus vidas para salvar otras, que han sorteado emboscadas, que han logrado subir hasta la enorme barriga del Blackhawk heridos, con sus piernas destrozadas, o han visto morir impotentes a compañeros desangrados. Esos héroes anónimos que ahora respiran más tranquilos desde que se iniciaron los Acuerdos de La Habana y desean de corazón la Paz.Visitamos la Capilla de la mano de Claudia Olave, esposa del brigadier general Garzón para orar por estos héroes. Despedirnos con el corazón alegre de ver que ¡en ‘La Base’ se hacen todas las cosas bien. ¡Ojalá todos los niños de Cali puedan ser Pilotos por un Día!

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad