Pelos de la misma perra

Pelos de la misma perra

Noviembre 01, 2011 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Useche hizo lo que le dio la gana y ofreció de todo, dependiendo de las condiciones del futuro marrano que quería almorzar pollo. Jorge Homero hacía sus marrullas. Se sabía del voto-finish, y que se iban a arrancar los ojos, o mejor dicho los pelos que al fin y al cabo pertenecen a la misma perra.Jorge Homero fue el ‘promotor’ de Useche. Un odontólogo empleado en un hospital de Buga. Buen ciclista. Abadía fue el protector de Homero. Martínez desde su curul y luego desde la prisión fue el empresario y dueño del trío dinámico. Pero “si Cristo nació en un pesebre, de donde menos se espera salta la liebre” y de pronto Rafael Pardo saca el conejo del sombrero y de buenas a primeras le da el aval del liberalismo a Jorge Homero. Se lo ‘quita’ a Abadía y a Martínez. Resultado, la marioneta precisa es el joven odontólogo de Bugalagrande quien no ha visto una cordal en carne y hueso en su vida y que aceptó llenar de nóminas paralelas y de trapisondas el HUV desde la Secretaria de Salud de su jefe y clon Abadía. Rafael Pardo sigue en el ‘Jockey’ en Bogotá y le importa un rábano el Valle del Cauca. Ya va para Ministro, a pesar de que más carisma tiene una máscara de halloween. Lo que le importa es tener cuotas políticas, sumar voticos y llegar donde quiere llegar. Ya como la Presidencia le quedó fondillona, pues se encargará del Ministerio del Trabajo, según las últimas noticias. Así. Sin ningún pundonor.Pero vuelvo a lo mío. A los pelos de la misma perra que ahora se dan tarascazos y se muestran los colmillos. Useche y Homero son lo mismo. Con el agravante de que detrás de Useche está Miguel Yusti, la mano negra, peluda y efectiva de Apolinar Salcedo.Personalmente, y a riesgo de escandalizar a más de uno, prefiero a Useche. Su incompetencia no se disfraza. Sus ‘Patrones’ tampoco. Sus cuestionamientos como funcionario público son de vieja data. Resultado: durará en la Gobernación lo que un suspiro en la puerta de un convento y el Valle tendrá una nueva oportunidad. Con Homero las cosas serían más difíciles de probar, y tiene el riesgo de quedarse los cuatro años haciendo de las suyas, bajo la complicidad tácita de Rafael Pardo y el vergonzante Partido Liberal, con sus asesores sinuosos y zorros, toreados en todas las plazas y con alfiles bien montados. Sí. Dios me perdone o no, prefiero a Useche El Breve porque la Justicia lo espera.***Cali respira un nuevo aire. El aire de la dignidad. Atrás quedaron las injurias -esas sí pesos pesados- de Urrutia. El pueblo no le comió cuento. Una cosa es ser afrodescendiente y otra muy diferente dejarse engañar con el juego sucio de la polarización. Nos salvamos de Milton. Diosito lindo se acordó al fin de Cali, que tendrá en los próximos cuatro años, garantías absolutas de Honestidad, Compromiso Social y Transparencia. Valores perdidos desde hace muchos años, que creíamos no volveríamos a conjugar. Bien por Rodrigo, el guerrero integral de la equidad. Bien por su equipo de campaña. Bien por Cali que repito, y es un hecho, verá pronto un nuevo amanecer. Envidio a Antioquia y Medellín. Una dupleta de oro. Aquí seguimos cojeando. Quedamos por ahora, como pete-pata-de-palo… Paciencia.P.D. ¿Vieron a los alegres compadres, Uribe, Garzón y Lozano bailando ‘el meneíto’? No se lo pueden perder. Ganaron el premio al oso mayor.

VER COMENTARIOS
Columnistas