Parrilleras y búfalos

Parrilleras y búfalos

Marzo 18, 2014 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Primero los Búfalos. Cuando se unen salen a esconderse los leones. Es cierto. Un video de un ‘game reserve’ surafricano muestra un bebé búfalo que cae al río. Las leonas salen a cazarlo, son varias. Se ven hambrientas y dispuestas a pelearse la presa con el cocodrilo. De pronto la manada de búfalos, a la orden terminante del líder, se devuelve galopando y a cornadas, cabezazos y patadas pone en estampida a las leonas. Desaparecen y el pequeño búfalo es salvado de las aguas, empujado a tierra firme por sus mayores. A lo lejos los felinos miran resignados cómo la manada se aleja, protegiendo su cría.Buenaventura ya dijo ¡BASTA! Comerciantes, pescadores, vendedores, tenderos decidieron cerrar las puertas, hartos de extorsiones, masacres, casas de ‘pique’, sicarios y narcos. Decirle NO al miedo. Ollas comunitarias sirvieron para el almuerzo de los manifestantes y en paz, solidaridad y firmeza, liderados por el Obispo, el Puerto le gritó a Colombia que SÍ existe.Yo me pregunto aún sabiendo que jamás tendré respuesta, qué han hecho con todo el dinero que han girado al Puerto desde hace muchas pero muchas décadas... Nunca, ningún gobierno ha sido capaz de ponerle el cascabel al gato corrupto de los sucesivos alcaldes y administradores públicos que han pasado por esos despachos. Porque dinero sí se ha girado. Y mucho. Lo que sucede es que se lo han venido robando con la complicidad de procuradores, fiscales, auditores, gobernadores, alcaldes, secretarios, contratistas y demás bazofia política que ha dirigido los destinos de Buenaventura desde hace más de medio siglo.Ahora estalla la olla pitadora que venía pitando y pitando. ¿Por qué no se piden cuentas, desde los años 60, de lo que ha sucedido con las partidas presupuestales? ¿Por qué jamás se ha adelantado una investigación seria? Teníamos que llegar hasta el extremo terrorífico de las ‘casas de pique’ para saber que desde el siglo pasado el Puerto hiede a corrupción.Respaldo la decisión del Gobierno Central de girar un buen paquete de recursos, pero por intermedio de un Gerente que administre, controle, vigile y rinda cuentas, que NO sea político. Y ojalá pidiendo cuentas a los que se robaron todo.***PD: Ahora hay que tener cuidado con las parrilleras... sí, esas de pantalones ombligueros y siliconas que van meneando trasero, cubiertas con casco. Ellas son ahora las sicarias que en los semáforos y trancones se arriman al conductor, sacan su pistola y ordenan entregar bolsos, celulares y billeteras, so pena de recibir un tiro en la cabeza. Además de ordenar que el vehículo no arranque hasta que la motocicleta haya tomado las de villadiego. Ya se han presentado varios casos. A tomar medidas señor Secretario de Gobierno o al que le toque. ¡No se por qué tengo el pálpito de que las ‘parrilleras’ pueden llegar a ser más crueles que los del sexo opuesto! ¡Cuando una mujer se desmadra en la violencia, no hay dios que la ataje!

VER COMENTARIOS
Columnistas