Pa’delante es p’alla

opinion: Pa’delante es p’alla

Este año va a estar movido. Megaobras. Inundaciones. Cuestionamientos a las ‘CVC’...

Pa’delante es p’alla

Enero 04, 2011 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Este año va a estar movido. Megaobras. Inundaciones. Cuestionamientos a las ‘CVC’ del país. Elecciones. Candidatos de dudosa reputación dispuestos a todo para quedarse con el botín o lo que queda de él. Caos vehicular. En fin. De todo, menos rutina. Un año en que nadie se puede quedar con los brazos cruzados y todos tenemos que poner nuestro grano de arena para ayudar en la reconstrucción de Colombia y los nativos de este valle de agua, pues a meterle duro a su resurrección.Lo primero que se me ocurre, por lógica, es pensar en un buen candidato para la Gobernación del Departamento. Más corrupción, más clientelismo, más nóminas paralelas y más áulicos que funcionan como títeres gobernados desde las cárceles o las bambalinas, no aguantamos. Ahora o nunca. Siempre he creído que cuando se toca fondo es el momento de empezar a empujar hacia arriba, a la superficie, a lo limpio, a respirar nuevo oxígeno. Los que se quedan atrapados en los fondos, se pudren dentro del fango. No hay alternativas posibles. No se puede estar medio ahogado o medio preñado.A ver si ahora, con paso firme, con nuevos bríos, con energía, con la mirada hacia horizontes claros y metas osadas, iniciamos el camino que empieza en este 2011. Como dice el refrán “P’adelante es p’alla”. No mirar hacia atrás. No quedarnos paralizados como la mujer de Lot. Tener en cuenta de dónde venimos y qué nos pasó, pero sin seguir atrapados en el retrovisor.A lo mejor no logramos las metas en su totalidad. Pero un buen primer paso es el inicio de una buena caminata, y saldremos, paso por paso, cada veinticuatro horas, de este lodazal no solamente de agua sino de corrupción y podredumbre en el que hemos estado atrapados desde hace mucho tiempo.Tenemos la oportunidad. El aplazamiento de las elecciones ‘atípicas’, por decir lo menos, nos da otra vez un chance de enderezar el caminado. Ya depende de nosotros. Del liderazgo de políticos honestos, que también los hay, de sacudirse las jáquimas de los partidos enredados en sus propias corruptelas, de la responsabilidad de la clase empresarial y de la actitud de cada uno de los vallecaucanos. El bastón de mando se lo podemos arrancar a los que lo dejaron en la ignominia. Le podemos volver su dignidad.***P.D. Así me caigan rayos y centellas, que no sería la primera vez, estoy de acuerdo con el hundimiento de la Avenida Colombia y con la resolución del Ministerio de Cultura. Las ciudades se hicieron para tener espacios públicos grandes y peatonales. Ya depende de nosotros los caleños si lo convertimos en muladar o lo cuidamos y hacemos de él un espacio de encuentro. Lo que no puede seguir existiendo es ese tramo de Avenida como está: un caos apocalíptico, contaminado, feo y sucio. Nos regalan un espacio lindo. Hagámoslo el orgullo de la ciudad. Arranquemos a trabajar en cultura cívica y ciudadana y a restaurar el sentido de pertenencia que alguna vez tuvimos y dejamos perder. No demos grititos fariséicos. P’adelante es p’alla. Ni un paso atrás. Que este 2011 nos coja con energía y ganas. Para dormir hay siglos…

VER COMENTARIOS
Columnistas