Muy sospechoso

Abril 23, 2013 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Estoy totalmente de acuerdo con el superintendente de salud, Gustavo Morales sobre la dilatación para elegir en propiedad al director del Hospital Departamental, HUV. Retomo sus palabras: “Nos genera mucha suspicacia que cuando por primera vez se da con una universidad que da garantías se pare el proceso”.... “No veo que haya conflicto de intereses. Que bueno que el concurso se realice por alguien que conoce el hospital por dentro. Me preocupa que con argumentos espurios se esté frenando ese proceso...”Para nadie es un secreto que la anterior directora, que acabó literalmente con el HUV dejando en ‘cuidados intensivos’, como titulamos en una entrevista que hicimos al Alimón con Beatriz López publicada hace poco en este mismo diario, fue una maturranga orquestada  y alcahueteada por la Universidad Santiago de Cali, con su nunca bien retirado y cuestionadísimo Celín para hacerle el juego a Abadía y su combo.Al visitar el HUV para el reportaje y en posteriores visitas, pude constatar personalmente que bajo la acertada dirección del actual director (e) doctor Jaime Rubiano, el hospital tiene un aire totalmente diferente de cuando estaba en manos de la anterior y nefasta administración. Ya no se sacan las drogas ni la comida entre la ropa, ya las nóminas  paralelas están controladas, se ha reducido el gasto de funcionamiento, la sala de urgencias dejó de ser un amontonamiento indigno de heridos y enfermos como si fueran basura, está por inaugurarse el nuevo pabellón de urgencias... Todo ha cambiado.La politiquería y el desorden están reducidos a su mínima expresión. Naturalmente, los sindicatos aúllan porque han perdido prebendas y los antiguos gamonales de la salud ya no pueden solazarse con el botín.Por eso es más que sospechoso... blanco es y gallina lo pone de que los buitres, conocidos por todos, están batallando a muerte para que la elección del director en propiedad no sea el actual, quien es el óptimo candidato y el que presenta la mejor hoja de vida.Ojo a esta nueva arremetida de los oscuros personajes de antaño, sabemos muy bien quienes están tras esta institución. Espero que el gobernador Delgado, quien en un acto de valor político  incalculable y sin importarle echarse a cuestas más de un enemigo politiquero y gamonal, devolvió a la Universidad del Valle el Hospital Universitario. Bien por Gustavo Morales, el superintendente  de salud, quien tampoco se ha dejado amilanar por las presiones ni amenazas veladas que recibe a diario, provenientes de los que sabemos que no pueden aceptar que la salud es un derecho sagrado de todo ciudadano y no un botín político para ejercer poder, sacar tajadas económicas y ganar votos. ¡Basta ya! Se le llegó la hora a Cali y al Valle del Cauca  de caminar derecho y abandonar de una vez por todas los caminos torcidos y las trochas llenas de barro.PD: La Avenida Colombia tiene que seguir llamándose  Avenida Colombia. Tenemos que estar demasiado mal de concejales que en mala hora les ha dado por ser creativos, inventándose nombres y personajes por respetables que sean, sacados del sombrero del mago. Seamos serios con Cali y nuestras tradiciones.  El folclor dejémoslo para otra ocasión. Alcalde, no se deje engatusar....

VER COMENTARIOS
Columnistas