Los ‘TIO’ de Cali

Los ‘TIO’ de Cali

Enero 22, 2018 - 11:40 p.m. Por: Aura Lucía Mera

No. No se trata de los tíos. Se trata del programa de inclusión social más importante iniciado bajo la administración de Rodrigo Guerrero y continuado por Maurice Armitage.

Esta nota la escribo porque estoy ahíta y cansada de leer y escuchar comentarios negativos sobre Cali. A veces siento que el Niño Dios sí debió ser antioqueño, porque su mensaje siembre es de solidaridad, trabajo en equipo, positivismo y optimismo. El ‘Niño Dios’ caleño por el cual insultaron para variar al Arzobispo de Cali con inquina no hubiera servido para nada. Un caleño más, lleno de envidia y canibalismo.

Esta nota es para dar a conocer a aquellos que jamás se han untado de Aguablanca, ni saben lo que significa solidaridad social o responsabilidad social, y que dedican todas sus energías a criticar todo a cuestionar, a minimizar logros y andan escarbando entre el barro la pepita de maíz podrido como las gallinas mierderas para que se enteren de que en esta ciudad sí se hacen cosas, y bien hechas y maravillosas para cerrar esa brecha que divide el Oriente del Occidente de la ciudad, y que son las que han impedido que la bomba de tiempo de la inequidad estalle.

Los TIO, estrategia de Territorios de Inclusión y Oportunidades. Iniciada por Rodrigo Guerrero. Le cedo la palabra a María Eugenia Carvajal, trabajadora social incansable, con maestría en Educación de la Universidad de Maryland y dedicada de tiempo completo a ayudar a los más vulnerables, en su prólogo Los Malabares de la Pobreza, editado en diciembre del 2017.

-“La vida es una fuerza incontenible, esa fuerza existe en cada ser humano: en la vendedora de chontaduros, en el vaivén de trapos rojos en los parqueaderos, en el reciclador que empuja su carreta de cartones a pleno sol. Pero en la persona esa determinación es además, una vocación, un llamado a trascender la satisfacción de lo material, a establecer vínculos afectivos y fundar hogares, crear comunidades sanas, encontrarle sentido a la vida”.

-“La expresión colectiva de esa fuerza vital está en las ollas comunitarias, escuelas informales, rifas para pagar entierros. Fritangas para arreglar canchas y mingas para adornar las calles en Navidad...

-“…pero existen injusticias estructurales en la sociedad que les dan muchos metros de ventaja a unos sobre otros en la largada de la carrera de la vida. Mientras unos crecemos y vivimos en la opulencia, otros se enfrentan a una vida llena de escollos desde antes de nacer”.

-“La estrategia de Territorios de Inclusión y Oportunidades TIO es un enfoque diferente de la administraron pública en su manera de relacionarse con las comunidades más pobres. Es la decisión del gobierno de acercarse a ellos y luchar contra su pobreza, interactuando con ellos directamente y quitándoles espacio a los ‘intermediarios’, apoyando las comunidades para que ellas identifiquen sus necesidades y prioridades. Liberando a la gente de su resignación crónica, devolviéndoles la visión de futuro”.

-“Es diferente porque el verdadero desarrollo consiste en devolverle al pobre su dignidad”.

‘Malabares de la pobreza’ está prácticamente agotado. Sería importante una reedición. Las crónicas y testimonios recopiladas por Julio César Londoño son muestras irrefutables de cómo se logra cambiar la vida de seres humanos al ofrecerles oportunidades. Testimonios reales. Por eso el alcalde Armitage siguió con los TIO y han sido una de sus prioridades: -“Soy un convencido de que cuando a un territorio deprimido llega una oferta integral de oportunidades de desarrollo, sus habitantes se empoderan y cambian su forma de asumir la realidad para transformarla”. “El Tecnocentro cultural Somos Pacífico. El Centro de Desarrollo Infantil de Altos de Santa Helena son ejemplos de ello”.

Sí, en Cali se hacen cosas buenas. ¡Una revolución cultural, integral y digna!

VER COMENTARIOS
Columnistas