Los retos

Los retos

Enero 03, 2012 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Estrenamos año, Alcalde y Gobernador. Respecto al año y al Alcalde tenemos esperanzas. Respecto al Gobernador, pocas, a menos que nos demuestre en un acto de valor, independencia y ética, y que no está amarrado, ni es un títere, ni está enredado en todas las irregularidades que se le imputan. Sería un verdadero milagro... pero si Cristo nació en un pesebre, en lo que menos se espera salta la liebre. Mientras tanto le seguiré llamando Useche ‘el Breve’.Queda la Feria atrás. La taurina y la otra. Ambas dejaron mucho que desear. Terminaron los abrazos y los brindis. Comienza un año decisivo para la Ciudad y el Departamento. Se afrontarán retos varios y serios. Compromisos ineludibles y mucho por hacer.Al alcalde Guerrero le deseo lo mejor. Su gabinete está de lujo. Sus propósitos de empujar a Cali hacia arriba y sacarla del berenjenal son de verdad. Pero no lo envidio. Tiene muchos frentes que están en emergencia. Enumero sólo algunos: el atasque del sur de la ciudad. Se ha convertido en tarea de titanes para universidades, colegios, vecinos de Ciudad Jardín, Pance, El Limonar, El Caney y muchos más, el poder desembotellarse y llegar hasta el Oeste, el Centro o el Norte. Semáforos mal sincronizados, cruces absurdos, mal estado de las vías. El Sur estará destinado a ser un guetto si no se hace algo al respecto.Otro absurdo, la Quinta, norte sur, cuando se estrangula en el Hospital San Isidro. No hay modo de que se pueda transitar normalmente. Sur Norte, en el cruce de la 66. El semáforo simplemente dura unos instantes y los trancones son monumentales.La Avenida Colombia que se quedó en túnel sin salida... nada de nada... y nada que se decide qué hacer con ‘la arqueología’ escavada. Ni que fuéramos Roma y su coliseo. La Circunvalación es otro despropósito de mala planeación y derrumbes.Otro aspecto. Según tengo entendido el exalcalde Ospina inauguró con pompa y buenos deseos la Ciudadela Educativa Nuevo Latir, pero parece que no existe presupuesto para que funcione. Espero que no sea cierto. Tremenda tragedia para los jóvenes del oriente de la ciudad. Sería una bofetada imperdonable para los que merecen las mejores oportunidades educativas.Amén de los vendedores ambulantes, la corrupción, el desempleo, la intolerancia, la inseguridad y me convertiría en un rosario de letanías dolorosas si sigo la lista.Se llegó la hora de que todos, absolutamente todos, pongamos el hombro. Dejemos vanidades y rencillas personales a un lado y no unamos como una piña alrededor de Rodrigo Guerrero y su gabinete. Todos somos Cali. Esta oportunidad no se nos volverá a presentar. Ahora o nunca. Digamos SI o callemos para siempre.***P.D.: Al gobernador saliente, Lourido, lo felicito por haberse atrevido a destapar ollas podridas. Se quedó corto en cuanto al Hospital Departamental. Y San Isidro no sé si se alcanzó a salvar. En todo caso, compuso un poco el caminado departamental. Ojalá Useche ‘el Breve’ no lo vuelva a desbaratar.

VER COMENTARIOS
Columnistas