Los pobres a la basura

Los pobres a la basura

Octubre 22, 2013 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

En alguna columna escribí sobre el tema de ‘quién vigila las curadurías’. Alguna se sintió aludida, no sé por qué y me demandó. La demanda “por injuria y calumnia” naturalmente no prosperó, como no han prosperado otras. Cuando algún periodista se ‘atreve’ a cuestionar o preguntar algo, puafff, llega la citación por injuria. Pero no nos vamos a ‘aculillar’. No pierdan el tiempo valioso de los juzgados, es falta de respeto.El derrumbe del Space, en Medellín, vuelve a poner sobre el tapete muchas preguntas que jamás tienen respuesta y que, como no hay mal que por bien no venga, ahora es el momento de preguntar, cuestionar vigilar con lupa y sancionar.La cereza que coronó al helado. En Cali es el proyecto de ‘vivienda de interés social’ o gratuita para los más pobres entre los pobres, apunta a construir cerca del Basuro de Navarro. La sola idea estremece. Seres humanos, considerados como basura, sin derechos ni oportunidades, pues a vivir al Basurero, donde se merecen... y que agradezcan que van a tener miserables cuarenta o treinta metros de ladrillo hueco... Estarán en su salsa, rodeados de lixiviados, de gallinazos y de olores fétidos. Oleeeee. Que no pidan más.Es bien sabido que los dueños de las tierras de Cali no permiten llevar a cabo la única solución para el problema de vivienda en la ciudad, que es extender su perímetro urbano. Se les desvalorizarían sus fundos... y eso no lo pueden permitir. Pienso que el dueño de Noti5, en vez de traerse el Viacrucis de Botero a una biblioteca, impidiendo de paso su exhibición en el Museo La Tertulia, debería darse cuenta del viacrucis diario de los miles y miles de habitantes de su ciudad. Sin comentarios… y espero sin demandas.Las ‘viviendas’ de Llano Grande, Potrero Grande ya son suficiente vergüenza. Colmenas de ladrillo hueco donde hacinan familias enteras, donde lo único que prospera es la rabia, la frustración y la violencia. Zonas de nadie. Vetadas para llevar una vida digna.Pregunto de nuevo, ¿quién vigila las Curadurías?, ¿quién se atreve a investigar a los dueños de los feudos? ¿quién le pone el cascabel a los ‘gatos ‘ de la construcción?Y si en Cali están destinados a la basura, en Bogotá, a las aguas negras. Un ejemplo. Para la muestra un botón Constructora Bolívar en un gigantesco proyecto en Soacha, el ‘Magnolia’, vendió con bombos y platillos el paraíso terrenal... prometían parques, jardines, rutas de buses, transmilenio... Felicidad verde en 47 metros cuadrados. En este momento los que viven en Magnolia y pagan con el sudor de su frente este ‘privilegio’ no solo tienen que caminar casi dos kilómetros para llegar, sino que ya una vez vendida la torre, abrieron un hueco de 50 metros de profundidad y trecientos de diámetro, la boca del infierno, donde resumen todas las aguas negras de Soacha. Olores, ratas, basura, epidemias habitan lo que fue la promesa verde. Nadie responde...Los pobres a la basura y si viven en la Capital, a las aguas negras. Prosperidad para todos y que nadie rechiste, ¡porque los poderes tras los tronos son intocables!P.D. Felicitaciones a Gloria Castro, directora de Incolballet. Supe que el Municipal estuvo a reventar. Me leí sus palabras, sensatas y justas. Ojalá los aplausos no se queden en el aire y todos los logros se traduzcan en apoyo económico para esa Institución y no siga siendo la cenicienta del presupuesto cultural del Ministerio, el Departamento y el Municipio. De aplausos y medallas no se vive. Ni de rosas amarillas.

VER COMENTARIOS
Columnistas