¿Líderes?

¿Líderes?

Noviembre 11, 2014 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

¿Quiénes son los ‘líderes’ de opinión que desaprueban el desempeño del gobernador Ubeimar Delgado? No estoy dudando de los resultados de la firma Cifras y Conceptos. Lo que dudo mucho, pero mucho, es de la honestidad e imparcialidad de las respuestas de los encuestados.El Valle y Cali seguimos siendo un departamento y capital antropófaga. No de otra manera se explica que el gobernador Delgado y el alcalde Guerrero ocupen rangos tan bajos en la medición nacional.Parece que se nos olvida, en esto de la amnesia si somos líderes, que Ubeimar Delgado le tocó recibir de sopetón un departamento saqueado, deshilachado, quebrado y prácticamente inviable. Las sobras que dejaron Abadía y Useche, paladines y sacamicas del poder oscuro y tenebroso de Juan Carlos Martínez y otros personajes de infausta recordación que increíblemente siguen moviendo cuerdas y tramando estrategias non sanctas porque la ambición de poder y de apoderarse de todo es el único leiv motif de sus vidas.Sin ser política y muchísimo menos afiliada o cercana al “glorioso Partido” por circunstancias de mi vida he tenido la oportunidad de seguir desde una cercana distancia la trayectoria del actual Gobernador.Un hombre que se fue labrando su ascenso político a pulso. Supo aprovechar las oportunidades y pudo demostrar con el paso de los años su capacidad de liderazgo, sirviendo a su partido y a su comunidad como lo hace todo político de tiempo completo.No dudo que se conoce de pies a cabeza todo el departamento y no hay vereda que se le escape. Si alguien se ha recorrido palmo a palmo la geografía vallecaucana, los barrios de Cali y conoce las necesidades de cada sector es el gobernador Delgado.Tengo la certeza de que ha sido un gobernante honesto y dedicado a su tarea. Este departamento es uno de los malditos por la corrupción, el narcotráfico, la violencia, la envidia y la politiquería rastrera. Muchos godos no le perdonan haber escalado tan alto. Lo adulaban cuando le convenían, pero se sintieron incómodos cuando alcanzó el Senado y luego la Gobernación.Personalmente creo que pasará a la historia por haber sido capaz, sin temblarle el pulso, de devolver el Hospital Universitario del Valle a la Universidad, arrancándosela de cuajo a las garras politiqueras y corruptas que lo estaban desvalijando a su antojo. Tampoco le ha temblado el pulso para respaldar al doctor Jaime Rubiano, su actual director.Sé que el caso de Incolballet le parece arbitrario y absurdo, pero tiene que acatar la “ley”. Una ley obsoleta y amañada en la que una demandante desconocida y resentida y dos jueces degollaron a su directora.Me consta su sensibilidad social y también sé que ha trabajado incansable por devolverle la dignidad al Valle del Cauca.Pero como somos caníbales, envidiosos, amnésicos y oportunistas nos damos el lujo de descalificarlo. Yo como ciudadana apolítica quiero decirle que admiro su labor y cómo ha sabido darle manejo político a todas las hienas, los buitres carroñeros, los escribas y los fariseos. Me pregunto una vez más, ¿quiénes son los “líderes de opinión” y en qué se basan para calificar o descalificar a alguien? Quisiera conocerlos, simple curiosidad.PD: También le deseo que la CVC y el Ecoparque de la Salud queden en manos ajenas a la politiquería. Ambos son tesoros patrimoniales de nuestro Valle. Este será su mejor legado cuando termine su misión.PD2: No creo en encuestas cuando se acercan las elecciones. Lo siento mucho, pero qué le voy a hacer. Cualquier respuesta puede tener segunda intención.

VER COMENTARIOS
Columnistas