Las tertulias de Adolfo

Las tertulias de Adolfo

Febrero 11, 2014 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Refresca el alma asistir a eventos que no tengan nada que ver con la sórdida cotidianidad que vivimos diariamente. Las chuzadas condenadas y luego justificadas, el misterio grotesco de por qué la Fiscalía allanó y se quedó callada sin decir ni pío hasta que Semana y su equipo investigativo no destaparon esta olla podrida, las presiones que sometieron al Presidente para semejante reculada, el asco azul que produce el ‘Glorioso Partido’, vendido al uribismo, los muertos diarios sin que a nadie le importen, las presiones de un sindicato irracional para impedir la labor seria del director del HUV, doctor Jaime Rubiano, las mentiras diarias... en fin, lista interminable.Las Tertulias de Adolfo Vera, médico cardiólogo, poeta, pintor, lector infatigable y musicólogo, son famosas desde hace años. Él las llama Tertulia Médica del Pacífico. Confieso con vergüenza de tortuga que se cree liebre, que apenas el viernes pasado asistí a la primera. Fue como descubrir un tanque de oxígeno limpio en medio del ahogo contaminado del diario vivir.En la terraza de su Centro Médico, frente al parque Tequendama, me encontré de zopetón con personas entrañables unidas por la música, el arte y el deseo de escuchar alguna conferencia, departir temas inteligentes y pasar un buen rato, sin distingo de filiaciones políticas, ni intereses creados, ni cizañas politiqueras.Un verdadero oasis visitar la pinacoteca de Adolfo Vera para recrearse con su colección de Gordillos, Alcántaras, Pombos, caballos de Alejandro Valencia, entre otros artistas.Disfrute a fondo la conferencia del ginecólogo Néstor Amorocho, magistrado y miembro del Tribunal de Ética Médica, con su tema del verdadero significado de ‘dar papaya’. Cómo esa fruta deliciosa y llena de propiedades se convirtió, por culpa de unos coreanos que regalaron al Ejército hace unos años unos helicópteros naranja, los cuales fueron bautizaron por la guerrilla como “papayas” y los derribaban cuando se acercaban, dando así ‘papaya’. Y cómo con la tergiversación de los valores ahora las víctimas de atracos, asesinatos, secuestros y robos se convirtieron en culpables por ‘dar papaya’.El conjunto musical Swing Rock Folclor Fusión del Pacífico, con sus vocalistas Gastoon y Babouche, mezcla única de Francia con el Pacífico, que nos deleitaron en esa terraza bañada por una luna creciente y acariciados por esa brisa caleña, con sus voces, ella con la fuerza de Edith Piaff y él con un sentimiento que le salía del alma. Tambores mezclados con letras poéticas… una experiencia inolvidable.Creo que la Tertulia se reúne cada primer viernes a partir de la seis de la tarde. Volveré sin falta. Paso invitación. Este encuentro de intelectuales y médicos, periodistas, músicos y personas sensibles, repito es el tanque de oxígeno puro que necesitamos en medio de tanta oscuridad y contaminación.***P.D. ¿Por qué el Fiscal se guardó casi quince días en dar la información de ese antro donde chuzaban al que se les diera la gana? ¿Por qué el Presidente volteó la torta? ¿Por qué el Mindefensa se ha quedado mudo? ¿Qué porquerías están tratando de tapar?

VER COMENTARIOS
Columnistas