Invitación

Invitación

Mayo 03, 2016 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Cali y El Valle arrancan, y arrancan con entusiasmo. Las campañas ‘Por Cali lo hago bien’ y ‘El Valle sos vos’, así como el buen entendimiento de la gobernadora Dilian Francisca Toro y el alcalde Maurice Armitage, unidos en el propósito de sacar esta región privilegiada adelante y ponerla a marchar como una locomotora real, a pesar de que inexplicablemente a Ferrocarriles del Pacífico lo están dejando caer, por desidia creo del Gobierno Nacional y quien sabe qué otras maturrangas, las cosas marchan y vamos p’arriba como la espuma.Se acabaron los tiempos oscuros, de politiqueros corruptos que casi logran enterrar a Cali y al Valle. Vuelve a salir el sol y lo veremos brillar cada vez con más luz.No voté por Dilian Francisca. Pero reconozco que está muy bien asesorada y sobre todo empeñada y jugándosela a fondo por hacer las cosas bien. Y poner al Valle como Departamento modelo, tanto en desarrollo como en integración y manejo del postconflicto. Trabaja desde el amanecer y alarga las horas, sacándoles el jugo, me imagino, a sus subalternos atrapados en funcionar bien, rindiendo cuentas y mostrando resultados. Atrás quedó Abadía quien se replanchigaba en el sillón con los pies subidos en el escritorio, permitiendo desmadres y lo que fuera. Y luego Useche el Breve que bien podríamos llamar ‘el exterminador’.A Ubeimar Delgado le tocó bailar con la más fea: recibir un Departamento vuelto flecos y entregarlo saneado y funcionando. Algún día sus detractores de oficio le reconocerán la importancia de su labor. Es muy fácil criticar, sobre todo cuando la polarización y ambiciones politiqueras impiden ver con imparcialidad las cosas.La campaña de este periódico está repleta de entusiasmo, levantando ánimos, devolviendo la pasión y el amor por la ciudad.Es fácil ‘hacer las cosas bien por Cali’. Empezando por nosotros mismos en el diario vivir. Invito a todos los ciudadanos, sin distingo de etnias, profesión, condición económica, a aportar su granito de arena diariamente. Sonreírle al vecino. Saludar con amabilidad, no insultar al conductor que se atraviesa, respetar las cebras, no tirar la basura a la calle, respetar los caños, ser solidarios con el que lo necesita, agradecer el regalo de la vida. Cuidar el agua, ahorrar energía, ponernos en los zapatos del otro, respetar las ideas de los demás. No nos cuesta nada y sí se logra el cambio. Si cada uno de nosotros cambia, el entorno cambia.Tenemos la oportunidad de dar la talla, de no fallar en este propósito cívico, que nos unirá, nos dará esa identidad que necesitamos. Somos Valle. Somos Cali. Todos unidos podemos ser el primer Departamento de Colombia y Cali la verdadera sucursal del cielo de la cultura, de la salsa, de la lectura, de la culinaria...Dejemos atrás rencores, egoísmos y politiquería. Apoyemos nuestros mandatarios en todo lo positivo y lo lograremos. Ya estamos agotamos de peleas intestinas. Unidos todos lo lograremos. ¡El Valle somos nosotros. Y por Cali lo haremos bien.***PD. Al Secretario de Tránsito que por favor, por el amor de Dios, por caridad y por lógica rectifique esa absurda decisión de poner separadores en el cruce de Unicentro con el barrio Meléndez. Está ocasionando un despelote de magnitud gigante sin solucionar nada. Colas eternas, madrazos. El tráfico fluía perfectamente. No sé quién le metió esta idea en la cabeza. ¡Por favor, señor Secretario, lo incito a que ayude a ‘Hacer las cosas bien!

VER COMENTARIOS
Columnistas