Ganó Cali

opinion: Ganó Cali

La mañana del domingo despuntó más silenciosa que de costumbre. Era un...

Ganó Cali

Octubre 27, 2015 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

La mañana del domingo despuntó más silenciosa que de costumbre. Era un silencio diferente. Las calles semivacías. Los carros acudiendo pausadamente a los centros de votación. El ambiente cargado de expectativa. Nubes lejanas anunciaban con anticipación la fuerte lluvia vespertina, respetando los tiempos acordados para la elección de nuevos timoneles.Cruce de miradas suspicaces entre los pasajeros de los automotores. ¿Quién votaría por quién? ¿Ganaría el fraude? ¿Cali retrocedería otra vez? ¿Perderíamos este cuatrienio de orden y progreso, entusiasmo cívico y optimismo que nos devolvió Rodrigo Guerrero? ¿Caeríamos en las garras del populismo y el oscurantismo? ¿Triunfaría la politiquería? ¿El tamal, la gallina y la promesa falsa?Sentí una oleada interior de optimismo al comprobar que en mi mesa de votación, cuando llegué, tenía casi todas las hojas marcadas en amarillo y había que pedir permiso para moverse, cosa que no sucedía en elecciones anteriores. Cali salía a votar... buen síntoma.Almuerzo en familia y dos amigas del alma. Mientras pasaba la tarde y se acercaban los nubarrones decidimos ver una película en la tele y escapar del show de los noticieros. Ya a las seis decidimos volver a la realidad: ¡Eureka! ¡Maurice Armitage había arrasado!¡Goooooool cívico, democrático contundente! Cali expresó en masa, que estaba mamado de la politiquería clientelista, del populismo bien intencionado pero empírico, de los gamonales de antaño, ¡y que no permitiría ni un paso atrás!El fenómeno Armitage es la prueba fehaciente de que Cali despertó al fin de su marasmo, recuperó su conciencia cívica, se sacudió como potro enardecido y decidió apoyar en conciencia y depositar su voto de confianza en un hombre que no tiene ataduras políticas de ninguna índole y que tiene la determinación de servir a su ciudad no solamente con su experiencia de vida y sensibilidad social sino con su corazón.Rodrigo Guerrero entregará una ciudad muy diferente de la que recibió. Cuatro años de administración honesta, dedicada a recuperar lo que se creía perdido para siempre después de doce años de corrupción y desmadre. Ojalá algún día Guerrero les cuente a los caleños la verdadera verdad de lo que encontró y que jamás quiso decir. ¡Armitage recibirá una ciudad que despertó!Se terminaron los tamales, las promesas electoreras, los sobornos, las mentiras. La triste derrota de Angelino es el resultado de que no queríamos más de lo mismo. Ortiz hizo una buena campaña. Es un hombre de gran sentido social. Es un hombre valioso y lo respeto. Le falto independencia y se dejó mangonear. Lejos quedó del ‘voto-finish’ tan anunciado. ¡Ya no nos dejamos cuentiar!Felicito a Christian Garcés. Una campaña hecha con las uñas, traicionado por su propio Partido. Las huestes clientelistas conservadoras salieron desbandadas buscando tajadas en el Partido de la U, acolitados por el mismo gobernador.No me agrada el triunfo de Dilian Francisca Toro. Es clientelista. Manipuladora. No da jamás puntada sin dedal y lo más grave, cuestionada y bajo investigaciones varias. Sin embargo le deseo suerte. De pronto nos deparara sorpresas. Todo ser merece una segunda o tercera oportunidad. ¡Algún día el Valle se sacudirá! Espero estar viva para verlo.Suerte al futuro alcalde de Cali. No la tendrá fácil. Le tocará remontar por muchas contra corrientes como el salmón. Pero sé que lo logrará. Ya tendré oportunidad de darle un abrazo salido del alma. Felicitaciones a su equipo. ¡Lo lograron!

VER COMENTARIOS
Columnistas