Encuentro de estrellas

Encuentro de estrellas

Mayo 24, 2011 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Esta noche en el Hotel Intercontinental será la cita para dar luz verde a uno de los proyectos más importantes y ambiciosos para Cali: el tecnocentro cultural ‘Somos Pacífico’, que funcionará en Potrerogrande, al oriente de la ciudad, y beneficiará a más de cinco mil familias que en la actualidad no tienen ninguna oportunidad cultural, profesional o educativa.Siempre he creído que la única propuesta válida para la convivencia, la paz y la armonía entre los seres humanos son la educación y las oportunidades para realizarnos de manera integral. Y el tecnocentro ‘Somos Pacífico’ las brindará.Se trata de un esfuerzo gigantesco. De un megaproyecto, éste sí, con todas las de la ley, cuyo único propósito es brindar espacios para la cultura, el arte, la ciencia, la tecnología, la recreación, el deporte y la educación a esa enorme población caleña que hasta ahora ha sido marginada en todos los aspectos y, por ende, caldo de cultivo para la violencia, las pandillas, el traqueteo, el rebusque, la frustración y la rabia. Población compuesta por gente de bien que se ha visto obligada a desplazarse de sus orígenes, acosada por la violencia irracional de parapolítica, autodefensas y guerrillas. Miles de familias cuyo único destino pareciera ser el sufrimiento, la pobreza y la desolación.Creo que el tecnocentro ‘Somos Pacífico’ será un puente definitivo para unir a esas dos ciudades que forman Cali. Que parecieran darse la espalda, desconocerse, rechazarse y estigmatizarse. Cali es una. Todos somos Cali. Los que hemos tenido la fortuna de recibir más tenemos la obligación perentoria de tender la mano, compartir y ayudar a los que sin culpa alguna tienen menos o carecen de todo.Este proyecto gigante se gestó en las fundaciones Alvaralice y Paz y Bien. Es un proyecto sin paternalismos ni limosnas. Se trata de ofrecerle a la ciudad lo que ni el Estado ni las sucesivas y decadentes administraciones municipales jamás ofrecieron: cultura, educación, oportunidades, estrategias de paz y convivencia social y justicia restaurativa a miles de jóvenes, madres cabezas de familia, niños y adolescentes sin futuro. Porque no es con viviendas mal llamadas de interés social que se soluciona el problema. Y digo mal llamadas porque se limitan a hacinar seres en minibloques de ladrillo hueco y dejarlos a la deriva, con un mensaje implícito de “ya les dimos techo, arréglense como puedan…”.Sideco y Comfandi inmediatamente se unieron al proyecto. En la corta administración del alcalde Tafur se donó el enorme espacio de terreno. La actual Administración ha apoyado la gesta, pero lo importante, a mi juicio, es que esta propuesta para nivelar las tremendas injusticias socioeconómicas de Cali no se convierta en el futuro en un botín de intenciones políticas de los mandatarios de turno. Su manejo debe ser encomendado a profesionales sin tacha, a directivos de hoja de vida inmaculada. No sea que, a la larga, los caleños despedacemos lo que se gestó como una esperanza de paz y dignidad.Esta noche es el gran banquete. Contará con la asistencia del presidente Santos y su señora. Con la participación de artistas como Fanny Lu, La Negra Grande, Choquibtown, Manolo Cardona y Hugo Candelario. Gastronomía a cargo de Carlos Yanguas.Esperamos que empresas, corporaciones, ejecutivos y todos los que creemos que este tecnocentro será decisivo en el futuro de Cali, asistamos con entusiasmo y nos tendamos una mano entre todos.Felicitaciones a las fundaciones Alvaralice y Paz y Bien, a Sideco, Comfandi y el Gobierno Municipal. Pensando en grande lograremos soluciones grandes. Estamos en mora de tender este puente tecnológico y cultural. Buen viento y buena mar.

VER COMENTARIOS
Columnistas