El Alcalde tiene razón

El Alcalde tiene razón

Julio 27, 2010 - 12:00 a.m. Por: Aura Lucía Mera

Es un hecho que la inseguridad desbordó a Cali. La ciudad se ha convertido en la más violenta de Colombia. Estoy segura que ya sobrepasa a Medellín, que, por lo menos, tuvo unos buenos años de prosperidad, paz y armonía, durante la gestión de Sergio Fajardo, cuando fue su alcalde. Desgraciadamente, nuestra capital dejó de ser hace mucho la Sucursal del Cielo. Casi 20 años de malas administraciones, politiquería, permisividad, corrupción y falta absoluta de planeación, sumadas a la avalancha de desplazados y a la falta de oportunidades, desempleo y liderazgo, lograron que llegáramos al punto cero. Al de no retorno.No es el momento de revolver más el avispero. ¿Quién tuvo la culpa? ¿Guzmán? ¿Cobo? ¿Jhon Maro? ¿Apolinar? ¿Jorge Iván? ¿Los concejos amañados? ¿Los narcos? ¿Los paramilitares? ¿La clase empresarial? ¿La guerrilla? ¿El narcotráfico? ¿La Policía? ¿Todos juntos? Ya qué importa. Lo cierto es la triste realidad que tenemos. Y, como reza el refrán popular, pues “a grandes males, grandes remedios”. Tenemos que unirnos. Apoyar al alcalde Jorge Iván Ospina. A poner todos los que ansiamos vivir en tranquilidad nuestro grano de arena.Escuché hace unos pocos días unas declaraciones del Mandatario local. Me parecieron sensatas y que tenía toda la razón. Hacía un llamado para que el nuevo gobierno de la unidad nacional, el que se posesionará el próximo 7 de agosto, dedique mayores recursos a la seguridad urbana. No gastar en tantos tanques, ni aviones, ni helicópteros, ni comandos para combatir en las montañas ni en los campos, sino en reforzar la seguridad en las áreas urbanas que ostentan, no sólo en Cali sino en muchas capitales, los mayores índices de violencia e inseguridad.El llamado del alcalde Ospina es válido. La tan cacareada Seguridad Democrática tiene que dirigirse a las ciudades. El presidente electo, Juan Manuel Santos, si desea conseguir la ‘Prosperidad democrática’, uno de los lemas de campaña, deberá volver los ojos a las ciudades. Por lo menos, en lo que se refiere a Cali, Jorge Iván Ospina no puede solo. Necesita más recursos. Más pie de fuerza. Más guardas. Más apoyo tanto policial como militar. Y necesita, también, que la comunidad lo apoye. Juntas de Acción Comunal, vecinos, taxistas, vigilantes, estudiantes, hombres y mujeres, todos, nos tenemos que poner en acción. Unirnos para rescatar a Cali del caos, la violencia, los atracos, los fleteos, el sicariato, la anarquía, las bandas juveniles y los expendedores de droga. Tenemos que darnos la mano para retomar la ciudad que queremos, para devolverle lo que alguna vez fue: una capital privilegiada, situada en un piedemonte de eterna primavera, bañada por siete ríos, armónica, tolerante, respetuosa y alegre.***P.D. Tengo la corazonada de que el vicepresidente Angelino Garzón escuchará este llamado del Alcalde de Cali y lo apoyará desde el gobierno central para que este asunto se convierta en prioridad nacional. Necesitamos volver a vivir en paz. No más caos, sangre, muertes ni terror. P.D.2. Felicitaciones a los vecinos de Pance que inauguraron el Parque Humedal el sábado. Este terreno que fue un muladar durante muchos años, está ahora lleno de Ceibas, Guaduales y Cedros. Sí se puede.

VER COMENTARIOS
Columnistas